Javiera Araya Valdivia - Técnico de Nivel Superior en Trabajo Social - Agosto 2021

“CFT PUCV entrega todas las facilidades posibles para cumplir todo lo que anhelamos”
Javiera Araya Valdivia es Ex Alumna del CFT PUCV Sede La Ligua, de la carrera de TNS en Trabajo Social. Oriunda de Cabildo su ánimo de estudiar y crecer profesionalmente la llevó a ser parte del Team de Admisión de la Institución, luego asumió funciones al interior del Departamento DAE.
Su paso por la institución como alumna y también como trabajadora es lo que nos contará en primera persona esta joven de 24 años, en la siguiente entrevista en profundidad.

Javiera ¿por qué escogiste el CFT PUCV?
Al momento de egresar de enseñanza media te encuentras con múltiples incertidumbres, dónde estudiarás, qué puntaje obtendrás y así un millón de preguntas. 

La llegada del CFT PUCV a la provincia de Petorca, fue una gran oportunidad, dado que es una de las pocas instituciones de educación superior que se han instalado en la provincia.

Mi elección fue gracias a la ubicación de éste, además de presentar un prestigio único y destacado dentro de todos los centros de formación técnica, presenta una carta de carreras técnicas bastante interesante para el alumnado, así como la malla de cada una.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios en el CFT PUCV? ¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está en tu misma situación?
Cuando ingresé a estudiar no me encontraba trabajando, me dediqué al cien por ciento a mis estudios, sin embargo, el segundo semestre junto con una compañera vendíamos alfajores, al tiempo ella siguió con la pyme y le ha ido bastante bien, la verdad. 

En relación al consejo para aquellos estudiantes que trabajan y estudian al mismo tiempo, quiero expresarle mi mayor empatía, ya que es una tarea difícil. Lo relevante siempre será organizar el tiempo, las responsabilidades, además de solicitar siempre ayuda.

El CFT PUCV te facilita los espacios, lo presencié directamente con mis compañeros, ya que muchos de ellos se encontraban en esa situación, por lo cual la comunicación en estas situaciones es importante, y si existe el entusiasmo y las ganas siempre se podrá concluir con lo anhelado.

¿Qué desafíos y oportunidades has enfrentado en el mundo laboral?
Hoy me encuentro en mi primer empleo, ingresé como toda nueva persona con distintas incertidumbres, respondiendo a preguntas de cómo será el trabajo, quiénes serán mis compañeros, lo haré bien y así constantemente.

Cuando ingresé, mis funciones se vinculaban a cumplir con el reemplazo de la Asistente Social titular, para mí en lo personal un gran desafío puesto que no tenía conocimientos de las plataformas que ocupaban u otro tipo de situaciones cotidianas.

Sin embargo, mi desafío siempre estuvo enfocado a entregar lo mejor de mí, a dejar todo para cumplir en lo personal tanto como en lo profesional. El desafío es interno, analizarte, conocer, cumplir, mejorar, entregar y facilitar herramientas al otro, porque finalmente la recompensa es sentir que haces las cosas bien y que siempre está el propósito de sentirte realizado, a través de uno mismo como del alumnado.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentarlos?, ¿Qué valor destacarías de la enseñanza?
Una de las cosas que más destaco es el valor de la entrega por el otro, además de ser un ente facilitador. Otro de los valores que se recalca, es el profesionalismo que se debe tener.

Uno ya no es estudiante, son distintos los escenarios, la responsabilidad y el compromiso debe ir por sobre todas las cosas, es visibilizar la seguridad que uno tiene como persona, además de la ética, por último y no menos importante, quiero mencionar la cohesión grupal, el trabajo en equipo, ya que formar una cohesión entre los pares es vital para realizar un ambiente de colaboración en el trabajo.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Es necesario centrarse, por ejemplo, en la ubicación donde se encuentre inserto el profesional. En la Provincia de Petorca quizás sea más escaso porque la zona demográfica es más pequeña y con ello las instituciones. No obstante, y aquí deseo detenerme, es que todo depende también del profesional, ya que es importante día a día el poder seguir capacitándose, realizar cursos, como también estar en constante búsqueda de información respecto a ofertas laborales.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de titularte?
Puedo deducir que mí trabajo sigue siendo el mismo, cumplo las mismas funciones y poco a poco he ido mejorando, cada día es un aprendizaje, cada día hay algo nuevo que enfrentar.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV?
El mensaje que deseo entregar a los alumnos del CFT PUCV, en primer lugar, es que anhelen y luchen por lo que quieren lograr, como todo estudiante se sufre en el camino, existe ansiedad por lo que pueda pasar, no obstante, es parte del proceso. 

La educación es una oportunidad, una oportunidad de nutrirnos de conocimiento, es aprendizaje, y es por esto que CFT PUCV entrega todas las facilidades posibles para cumplir todo lo que anhelamos.

Entrega herramientas de conocimiento y no solo cuando eres alumno, sino también cuando egresas existe un seguimiento y eso es algo que se destaca. 

Deseo todo el éxito posible para cada uno de los alumnos, que todo sea aprendizaje y que siempre se encuentre en ellos la motivación para crecer, para perfeccionarse y para conseguir aquello que desean.

Nelson Venegas Miranda - Técn. Nivel Superior en Gastronomía Internacional - julio 2021

Nelson Vengas Miranda es un titulado de la carrera TNS en Gastronomía Internacional, trabaja hace más de 10 años en cocina y encontró en CFT PUCV el lugar ideal para complementar su experiencia y aprender lo que le faltaba. Actualmente, se desempeña como Jefe de Cocina en Aramark en la importante empresa minera Angloamerican.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Tuve la posibilidad de estudiar en jornada vespertina, mientras trabajaba de día. Ingresé a la institución por un caso fortuito, ya que pasé cerca de la institución, pregunté por la carrera de mi interés y me matriculé inmediatamente.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios en el CFT PUCV? ¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está en tu misma situación?
Sólo con perseverancia. Llevaba mis tareas y libros a la jornada laboral y los días libres, estudiaba. En ese entonces, trabajaba en el norte, específicamente, en una minera de Antofagasta. La perseverancia ayuda a compatibilizar el estudio, trabajo y vida familiar.

¿Qué desafíos y oportunidades has enfrentado en el mundo laboral?
Uno de los principales desafíos en el mundo laboral, fue pertenecer a casinos grandes con más de 21 servicios diarios y atendiendo alrededor de 7.000 personas por cada uno de ellos. Gracias a este esfuerzo, tuve la oportunidad de pasar a contrato indefinido hace 9 meses.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentarlos?, ¿Qué valor destacarías de la enseñanza?
Complementé mi experiencia laboral de oficio, con las cosas que me faltaban: repostería, administración, costos, informática, entre otros. Destaco el trabajo de mi Coordinadora Académica, ya que siempre estuvo dispuesta a ayudar. También, agradezco a los docentes de CFT PUCV, porque las clases eran amenas, entretenidas y estaban comprometidos con la carrera.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Difícil, dada la pandemia. Lamentablemente, no son bien valorados los “cocineros” o Chef en algunos locales. Es una carrera entretenida, pero sacrificada. Cuando muchos están celebrando, nosotros armamos y sacamos platos.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de titularte?
Sí, mi jefatura me considero más y decidió entregarme más responsabilidades administrativas y operativas. Un ejemplo de ello, es que comencé a tomar temáticas como canal de costos, distribución de los mismos, generación de pedidos, entre otras labores.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV?
Llevo más de 20 años trabajando en cocina, complementé mis conocimientos prácticos con la carrera Técnica de Nivel Superior en CFT PUCV y considero, que la perseverancia es el principal valor para poder salir adelante.

A los estudiantes y futuros colegas, les digo que continúen con el compromiso y amor a la cocina. Lleguen hasta el final. Hay que ser el mejor y perfeccionarse, ¡siempre se puede!

Alejandro Prieto Schampke - Técn. Nivel Superior en Prevención de Riesgos Ind. - Junio 2021

Alejandro Prieto Schampke es TNS en Prevención de Riesgos Industriales. Ingresó al CFT PUCV el año 2012 y se tituló el 2014. Ha recorrido distintas zonas del país por su trabajo y ahora transita por el norte de Chile, donde el sol ha llamado a empresas a la carga de paneles solares y celdas fotovoltaicas.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Escoger CFT PUCV fue una decisión que, a estas alturas de mi vida, significó un cambio total entre lo que venía haciendo, laboralmente hablando, a lo que hago ahora. Sin duda, el slogan “La estrategia, es ser TÉCNICO” fue factor en la decisión de matricularme por allá en el año 2012. También el hecho de que una entidad tan prestigiosa como la PUCV estuviera de fondo, apoyando a los alumnos del CFT, influyó en que eligiera al CFT PUCV para estudiar mi carrera.

¿Cuáles fueron los principales desafíos para estudiar y titularse?
Sin duda, los principales desafíos a la hora de estudiar y conseguir el título, para mí y en lo personal, fue mi edad. Cuando empezaron las clases, había cumplido los 43 años y llegué desde Iquique, a una ciudad donde tenía pocos conocidos. Estaba recién integrándome a la sociedad porteña y había conseguido un trabajo de ayudante en un restaurante en Viña del Mar, donde no se ganaba mucho y se trabajaba harto. No estaba muy acostumbrado a los trayectos largos entre Valparaíso y Viña, además, el clima es bastante más frío que en Iquique donde en promedio, hay 19 grados todo el año. Fue un gran desafío personal y recuerdo esos años con mucho cariño.

¿Qué es lo más inquietante de no encontrar trabajo y de qué manera lo enfrentaste?
Yo llevaba ya un par de años trabajando en varias cosas en un Valparaíso donde el trabajo era escaso y mal remunerado. Era inquietante el hecho de no ser de la ciudad y la falta de una red de apoyo o de contactos, hacía que encontrar trabajo fuera de por sí, un “gran trabajo”.  Fui garzón, trabajé de pintor en una obra de construcción, hice aseo en casas particulares en Viña y también pude ser parte, durante un año, del equipo de ventas del diario El Mercurio de Valparaíso. Ahí conocí personas muy interesantes y fue una tremenda experiencia laboral. Trabajar y estudiar en esas condiciones fue bastante sacrificado en muchos aspectos, pero “querer es poder“ y nunca bajé los brazos. Asimismo, los profesores del CFT PUCV fueron muy comprensivos y sabían que varios de nosotros trabajábamos y estudiábamos a la vez y nos dieron su ayuda en ese sentido; aunque los informes y pruebas había que entregarlos en los tiempos asignados para ello. Sabía que podía conseguir mi objetivo que era titularme y partir desde cero en una gran carrera.

¿Cómo llegaste a la empresa donde actualmente te desempeñas y cuál es tu cargo?
Fue un largo camino, difícil y sacrificado. Durante 5 años pasé por varias empresas constructoras y de prestación de servicios, tanto en la V región, como en Santiago. El comienzo fue difícil, la alta presión a la que uno está sometido se hace muy presente en este cargo. Actualmente, cumplo el rol de ITO HSEQ en el parque fotovoltaico “FINISTERRAE”, ubicado en la ruta B-24 camino a María Elena en la II región (a 100 kilómetros al oeste de la ciudad de Calama) para la empresa PRODIEL AGENCIA CHILE. A este puesto llegué postulando, a través de un llamado a concurso, en el cual logré demostrar mis habilidades y competencias y fui aceptado, luego de pasar varios exámenes y pruebas de rigor. PRODIEL es una multinacional española con sede en Sevilla, especializada en la promoción y construcción de grandes plantas de generación de energías renovables. En la actualidad, la compañía ha sido situada como la única contratista europea del Top 10 del mercado fotovoltaico mundial, en el que ocupa el quinto lugar. La firma cuenta con más de 5.000 megavatios de potencia instalada en proyectos en los cinco continentes, y está considerada como uno de los player de referencia a nivel global en países que están apostando por las energías renovables, especialmente en proyectos de gran escala, donde ha desarrollado sus capacidades y expertise. Entre ellos, se encuentra la mayor planta solar fotovoltaica del continente americano y quinta más grande del mundo, con 828 megavatios de potencia, construida en México. Además, PRODIEL ha instalado los mayores parques solares en Brasil, Chile, Perú y Colombia.
El cargo implica muchas responsabilidades y, sobre todo, una gran entrega en lo personal. Desde que comenzó la pandemia por COVID-19, aseguramos nuestro perímetro con las medidas preventivas y sanitarias correspondientes. Sin duda, estoy en una gran empresa, colaborando al más alto nivel, junto con muchos profesionales destacados en sus áreas.

Tienes que recorrer mucha distancia para llegar a tu trabajo cada día, ¿hay un sacrificio también para tu familia?
Actualmente, resido en la ciudad de Calama de lunes a viernes por mi horario de trabajo normal, y los fines de semana, voy a mi casa en Iquique. Los desplazamientos son bastante frecuentes por este régimen de turno 5 x 2.  Debo salir muy temprano desde mi casa, aproximadamente a las 06:00 am y conducir cerca de una hora en dirección al parque “Finisterrae”, junto con un par de técnicos eléctricos que paso a buscar. El tránsito es muy intenso, he visto muchos accidentes en esa ruta y se debe conducir muy concentrado, ya que un error puede costar caro.

Trabajas en una empresa que procesa energía limpia, ¿qué nos puedes decir de ese mercado y cuán grandes pueden ser las zonas de “sembradío” de paneles solares o celdas fotovoltaicas?
Chile es líder, hoy en día, en el sector de ENERGIAS LIMPIAS RENOVABLES, por lo que el futuro se vislumbra por ese sector. Al año 2021, en nuestro país la suma de los proyectos solares aprobados o en construcción es de 31.3 GW, superando en más del doble las estimaciones que hace menos de 5 años se hacían para el sector. Se necesitarán muchos profesionales y técnicos capacitados en el área para dar cumplimiento a los requerimientos de la matriz energética, por lo que el desafío de las instituciones de Educación Superior debería, sin duda alguna, apuntar hacia allá. En pocos años más, la zona geográfica de la I y II región será un gran campo solar y podremos exportar energía a países vecinos, contribuyendo y entregando un medioambiente limpio para las futuras generaciones.

Siempre has sido alegre, colaborativo y con opiniones constructivas. ¿Qué opinas de los TNS que prepara el CFT PUCV?
Mi opinión, es que los TNS que prepara el CFT PUCV están capacitados para enfrentar los desafíos laborales y cuentan con las herramientas para ello. He conocido a varios titulados en otras áreas y me llena de orgullo ver los tremendos aportes que son en sus trabajos y emprendimientos personales. La capacitación constante, el continuar aprendiendo y estudiando, es vital para seguir adelante y mejorar en la gestión solicitada en nuestros trabajos. Hoy somos evaluados constantemente, por lo que debemos dar siempre lo mejor de nosotros en cada jornada laboral, por lo que, el apoyo a nuestra casa de estudios en esa materia, es un punto a considerar.

¿Qué le puedes aportar a los TNS de tu carrera, de otras carreras, a los que recién parten y a los que hace rato partieron de la institución?
A los que recién parten, que pongan todo de su parte durante el tiempo de estudio: vayan a clases con el mejor de los ánimos, participen, aporten, sean un apoyo a sus compañeros y profesores, motívense a ser los mejores y a aprender día a día. A los que partieron de la institución: no bajen los brazos, sigan creyendo en sí mismos y sea cual sea su decisión en lo laboral, siempre den el máximo donde sea que estén.

Para el CFT PUCV es momento de presentarse a la Acreditación. ¿Qué importancia tiene para ti que la institución se acredite y cómo la apoyarías?

Es muy importante que la institución esté acreditada, tanto para los alumnos, como para los egresados, docentes y funcionarios. El prestigio y seguridad que entrega una acreditación, nos da certeza del proceso de calidad de la educación que se recibe y se entrega. Estar acreditados es un sello que distingue y hoy en día, la alta calidad de egresados en todas las áreas del CFT PUCV así lo demuestra. Desde mi lugar, en este competitivo mundo laboral, estoy dispuesto a apoyar en lo que sea necesario. Con una charla a los alumnos de primer año relatando mi experiencia personal, una capacitación en materia de Seguridad Operación y Mantenimiento en plantas fotovoltaicas, en fin, son algunas de las formas en que podría colaborar con mi querido CFT PUCV.

Desde ya y siempre, cuenten conmigo.

Raúl Espinoza Araya - Técnico de Nivel Superior en Transporte - Mayo 2021

Raúl Espinoza Araya es Ex Alumno del CFT PUCV, postuló a las Becas Técnicos para Chile en la Convocatoria 2015 y fue seleccionado como becario para una pasantía al extranjero junto a 9 titulados de la institución.  Luego de una nivelación idiomática, viajó en mayo de 2018 a Rotterdam, Holanda, a perfeccionar su profesión en uno de los puertos más importantes de Europa.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Escogí CFT PUCV, porque tenía buenas recomendaciones de mis colegas del rubro Marítimo-Portuario y muchos de ellos habían estudiado en esta institución. Además, necesitaba estudiar de noche (vespertino) y no me equivoqué en mi postulación a Técnico de Nivel Superior en Transporte.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios en el CFT PUCV? ¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está en tu misma situación?
La verdad, es más difícil cuando ya tienes responsabilidades y decides estudiar por las noches. En mi caso, el sacrificar vida familiar, correr después del trabajo a clases y llegar por las noches a casa cuando ya todos dormían, era desgastante. Sin embargo, me gustaba la carrera y sabía que todo sacrificio traería recompensas, además, el tener buena afinidad con mis compañeros y el comprender los módulos de aprendizaje fue muy edificador. También el tener a compañeros en tu misma situación, dando todo por las tardes en el Centro, me daba bastante ánimo y lo asumía de una forma positiva.

Mi consejo para alguien en una situación similar, sería dar lo mejor de sí, ya que el tiempo pasa rápido y a veces, no le tomamos el peso a las cosas. El perfeccionarse y titularse en una institución ligada a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, es trascendental para un crecimiento profesional en el país. Lo más importante, es que te guste tu especialidad, estar presto para aprender y tener fe en que podrás lograrlo. Tendrán buenas prácticas profesionales y oportunidades de insertarse en el mundo laboral, según su carrera.

¿Qué desafíos y oportunidades has enfrentado en el mundo laboral?
He tenido que afrontar muchos desafíos y oportunidades para demostrar mi desempeño.

Soy gran aporte a la empresa cumpliendo con desafíos en esta y otras regiones, llevando a cabo operaciones son importantes para el comercio exterior del país. A la vez, he tenido la oportunidad de crecer profesionalmente, viajar y conocer otros lugares y Puertos.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV? ¿qué valor destacarías de la enseñanza?
Me sirvió mucho y destaco la enseñanza de CFT PUCV, porque me capacitó acorde al sistema laboral. Además, muchos de los educadores eran profesionales trabajadores, quienes enseñaron lo que nosotros necesitábamos y nos permitió ejercer nuestra carrera.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de ser becado y ser pasante de las Becas Técnicos para Chile?
Si, hubo cambios. Adquirí mayores conocimientos, me comprometí aún más con mi carrera y he asumido más responsabilidades, luego de estar seis meses con permiso de mi empleador.

¿Qué recomendarías a los titulados que quieran participar de una futura convocatoria a estas becas?
Les recomiendo que tengan confianza en que pueden ser seleccionados en una convocatoria, además, el CFT PUCV es bien visto a nivel competitivo educacional del país y muchos de nuestros titulados han sido seleccionados. Hay que ser pacientes, porque habrá etapas que superar y tener algo de dinero ahorrado antes de viajar, para concretar la postulación con trámites exigidos por el Ministerio de Educación.

Postulen, nunca crean que no son capaces, porque todos lo somos.

¿Cuál es el mejor recuerdo de tu pasantía a Holanda?
El mejor recuerdo de mi estadía en Holanda fue, sin duda, tener la posibilidad de conocer otros países y gente de todo el mundo.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV respecto al estudio, trabajo y realización personal al ser un Técnico de Nivel Superior?
Estimados estudiantes, les espera un mundo de grandes oportunidades y depende de ustedes dedicar esfuerzo para estar preparados profesionalmente y aplicar sus conocimientos de buena manera.  Para nuestro país, es muy importante ser un Técnico de Nivel Superior.  Quizá muchos de ustedes ya están en el mundo laboral y finalizando una etapa de conocimientos adquiridos, no se pongan límites ya que para Dios nada es imposible.

Cristóbal Pinochet Larach - Técn. Nivel Superior en Administración de Empresas - Abril 2021

Cristobal Pinochet Larach es Técnico Nivel Superior en Administración de Empresas y siempre se ha dedicado a los negocios y desde esa área ha generado experiencia profesional. Ha realizado acciones como consultor, lo que le ha permitido incluso realizar algunas clases en el CFT PUCV antes de haber estudiado en el mismo. Además, ha seguido complementando su formación con la realización de algunos diplomados que también cursó en la institución. Actualmente, Cristóbal se encuentra cursando la carrera de Contabilidad General y confiesa estar bien enganchado y agradecido con la institución.

Si bien Cristobal siempre se dedicó a los negocios y, desde pequeño tuvo éxito en este ámbito, eso hizo que en determinado momento dejara la carrera de Ingeniería Comercial, pensando que no era necesario terminarla, ya que no se visualizaba siendo un trabajador dependiente. Siempre pensé que mi camino iba más por ser independiente. Pero los culatazos que va dando la vida me ayudaron a darme cuenta que sí necesitaba una metodología, una estructura y también unos saberes técnicos no están de más, al contrario, es pecar de soberbia saltarse ese proceso. Fue un buen aprendizaje lo que me tocó. Por otra parte, tampoco estoy arrepentido que mi camino haya sido así porque el CFT PUCV me dio la oportunidad de reencontrarme con ese paso que me faltó dar, que es la obtención de un título.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Lo escogí por dos razones muy importantes: La primera es que, cuando uno está quebrado, y en mi caso fue una quiebra económica muy grande, que también me trajo bastantes complicaciones en términos físicos, uno debe reinventarse totalmente. Entonces me di cuenta de que no me había interesado mucho en sacar mi título como una forma de validación, sino más bien por las sapiencias del estudio. Eso me pasa un poco quizás por mi forma de ser algo fundamentalista. No me importaba mucho la forma o la imagen, pero cuando vi que el CFT PUCV venía de la Universidad Católica, pensé que era una muy buena oportunidad de potenciar algo que no había fortalecido antes y sobretodo, validarme en el mercado con el respaldo de una institución importante. Esa era mi percepción del CFT PUCV en ese momento. Ese fue un primer punto, estar en una institución que realmente está avalada, con años de trayectoria y que es muy bien mirada. Entré a una carrera técnica y no a una universidad porque intrínsecamente, seguía siendo fundamentalista y necesitaba comprender lo que me estaba saltando del mercado, que era el poder hacer algo con el conocimiento. Lo que me benefició mucho fue la capacidad de intelectualizar conceptos bastante simples, por ende, en términos estratégicos me fue  fácil moverme y ser táctico, pero en términos técnicos me era más complejo. Y creo que el CFT PUCV me entregó esas herramientas que buscaba, fue la mixtura que me hizo dar cuenta al final, que está bien el prestigio y lo agradezco, pero agradezco más el conocimiento técnico. Esa bajada de conocimiento a la implementación del día a día fue lo realmente llamativo.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios en el CFT PUCV? ¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está en tu misma situación?
La verdad es que tengo que estar muy agradecido porque me tocó un lindo proceso con gente de mucho criterio. Tengo que mencionar a la Directora del Campus Limache, Sra. Angélica Abrigo, quien me abrió las puertas, ella es una persona con mucha estructura y muy metódica, cosa que admiro y que era algo que a mí me faltaba. Por otra parte, hay cosas que, por la versatilidad de mi trabajo, de repente no podía cumplir. Cuando yo entré a estudiar estaba viajando mucho, 13 veces ese año para dar charlas, consultorías, hacer un par de diplomados, etc.  De repente no podía ir a las clases y tuve bastantes problemas de esa índole. Pero, el CFT PUCV me dio la oportunidad de rendir con la cuota de clases para la aprobación. También los profesores se mostraron dispuestos a entender la situación y que tenía que ver con mi trabajo, que era un poco distinto y versátil en ese sentido, por lo que  no me fue complejo. Fueron más mis nervios, el darme cuenta que estaba fallando constantemente, pero en el fondo, después compensaba aplicarme un poco más.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentarlos? ¿Qué valor destacarías de la enseñanza?
Yo creo que siempre hay que destacar cosas desde la mirada de la mejora continua. Si nos damos cuenta, el mismo CFT PUCV ha estado trabajando en eso. Cuando empecé, estaba recién acreditado por unos pocos años y ahora tiene más. Esta es la mirada de la mejora continua, el entendimiento de que el equivocarse y errar es parte del camino y se agradece la oportunidad de hacerlo así. Con esa mirada también me he manejado habitualmente en la vida. Pensando que quizás hoy no soy el mejor en algo, pero siempre estoy intentando ser un poquito mejor que ayer.

Esa es una de las sensaciones que me dejó el CFT PUCV. Por lo mismo, comentaba sobre la Sra. Angélica Abrigo, pues tuvo bastante criterio, el establecimiento también lo tenía en todos los ámbitos, y cada uno de los profesionales con los que me he topado o con los que me ha tocado trabajar. Me quedo con esa sensación.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de titularte?
Sí, me sirvió mucho el título del CFT PUCV, más de lo que pensaba. En un momento dirigí un campus de capacitación en Colombia y ahí se destacó mucho mi título porque venía del CFT de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Además, siento que también he experimentado un cambio interno, creo que ahora tengo mayor seguridad en mí al sentir que tengo mi carrera base, sumado a que también partí haciendo diplomados. Lo que me pasó puntualmente es que en el año 2013 estuve en “Santiago Social Media”, que era uno de los eventos de marketing de Chile en esa época y ahí tuve la posibilidad de hacer carrera como asesor de marketing. Hice un diplomado en marketing y muchos cursos, eso me ayudó a posicionarme en el mercado. Pero me estuve desempeñando en el mercado formal, sin ver el ámbito de los negocios, como trabajador y ahora con el título sí he sentido un cambio interno, me he sentido más seguro, siento que he quemado etapas.

Hace un tiempo decidiste emprender ¿Por qué lo hiciste y cuál es tu negocio?
Yo creo que este es un tema de motivación personal y todas me parecen súper válidas. Todos tenemos distintas motivaciones y eso va ligado a nuestras visiones. Con respecto a eso, el tema de dedicar mi tiempo a hacer dinero tiene que ver un poco con la filosofía, la semántica. Negar el ocio es negar el tiempo libre para poder generar algo productivo. En base a eso, lo que quiero decir es que para mí es importante tener mi tiempo, manejar mi tiempo y me doy cuenta que sea lo que sea que yo haga, mi tiempo ya no es mi tiempo, indistintamente de lo que valga este. Entonces mi punto de equilibrio en la vida es ganar algo que gratifique los segundos de vida. Y por eso desarrollo el lado del emprendimiento y la búsqueda personal. Yo creo que puedo aportar con mis servicios a la misma humanidad, ya sea como trabajador dependiente o emprendedor. Entonces por ahí es que decidí pararme las veces que sea necesario hasta lograr ese objetivo, que es lo que me mueve en el fondo.

Lo que siempre me fue natural y me ayudó a pararme en ese tiempo de crisis es poder haber sido no sé si docente o tutor, como podamos llamarlo, porque trabajé en “Acción Emprendedora” y en “Proqualitas”, que son grandes organizaciones que asesoran o colaboran en términos de coach o en términos de emprendimiento. También he estado en varias instituciones o casas de estudios dictando cursos, etc. No sé si eso es docencia, porque no he sido profesor de un ramo, pero eso es algo que he hecho. Además,  ahora tengo una gran sorpresa que no la he comentado, pero es una pre-cita internacional de una academia que estamos formando con un amigo. Somos becarios de una fundación internacional y formar esta academia tiene que ver mucho con el tema de la enseñanza de saberes técnicos. Ahí es por donde voy encaminando mi vida, me gusta aprender constantemente y también colaborar con el aprendizaje constante de las personas.

El marketing, que es algo con lo que me he relacionado todo este tiempo, me ha ayudado a desempeñarme,  sobre todo como asesor o consultor. Siempre ando buscando oportunidades de negocios, compro negocios, vendo negocios. Esto lo voy a haciendo hasta que encuentre al que realmente me quiera dedicar, que será algo que cumpla varios propósitos y uno de esos es que impacte realmente a nivel social. Esas son las áreas que me interesan.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV?
Principalmente, yo creo que uno tiene que agradecer las buenas decisiones. Y sin duda una buena decisión es estudiar, avalarse en una casa de estudios como el CFT PUCV, lo que no quiere decir que no haya otras buenas. Lo puedo decir desde lo que me tocó vivir y creo que es una muy buena casa de estudios. ¿Y por qué agradecérselo? Para disfrutarlo. Son 2 años que de repente uno se atormenta pensando que es mucho, pero son 2 años donde hay una estructura y un camino. Y ese camino es el que hay que aprovechar y disfrutar. Y a los alumnos del CFT PUCV ¿qué les puedo decir? La recomendación es abrir sus visiones. Yo creo que quien entra a estudiar ya está abriendo visiones, ya está saliendo de su área de confort. Espero que no pierdan esa forma o esa actitud de vida de abrir visiones constantemente y que tengan ese concepto de la mejora continua súper adquirido.

 Ojalá tengan un camino tan próspero como fue el del CFT PUCV, que primero se acreditó 3 años, luego 4 años. En el corto plazo pasó a ser una de las instituciones más llamativas, para que no le pongamos apelativos que no correspondan, pero que va muy alto educacionalmente. Y así lo veo, porque sigo en vinculación constante con la institución. Espero que su paso por ahí sea próspero también para cada uno de los alumnos, para que también la misma casa de estudios sea reforzada por todos los que hemos pasado y pasarán por ella.

Danilo Andrade Rojo - Técnico de Nivel Superior en Enfermería - Marzo 2021

Eduardo Danilo Andrade Rojo forma parte de la segunda generación de egresados de la Carrera de Técnico Nivel Superior en Enfermería del CFT PUCV Campus Quillota. Ingresó a comienzos de 2017 y finalizó sus estudios el 2019. Actualmente trabaja en el Servicio de Atención Médico de Urgencias (SAMU) en Quintero.
A sus 27 años, Danilo ya cuenta con título de TNS, cursa 2° año de Enfermería en la universidad, es emprendedor e integrante de una banda musical. Además, nos cuenta entre otras cosas, que asumió riesgos, insistió, aceptó los desafíos y finalmente cumplió con las metas que se había propuesto: iniciar sus estudios superiores en la Educación Técnica y continuarlos con una carrera universitaria. Este profesional de primera línea, nos relató sus experiencias laborales relacionado a la manera de enfrentar la pandemia COVID-19 en el sector de la salud.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Cuando tomé la decisión de cambiarme de carrera, busqué varias alternativas entre Universidades, Institutos y Centros de Formación Técnica. Evalué las mejores posibilidades de estudio. El primer punto a favor, es que el CFT PUCV estaba cerca de mi casa. Luego de eso, consulté por recomendaciones, amigos y conocidos que estudiaban allí. Una vez que me acerqué a preguntar por las opciones, de inmediato tuve acceso a información con reuniones, conociendo a los Profesores, Coordinadores y Jefa de Área. Se notó una rigurosidad en los procesos y en el nivel de estudio. Dentro de la zona era la institución de mayor prestigio, la mejor opción.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios en el CFT PUCV? ¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está en tu misma situación?
Para mí fue arriesgarlo todo. La decisión fue muy difícil: compatibilizar familia, estudios y trabajo fue un gran desafío. Opté por la jornada vespertina, lo que me permitió contar con un trabajo de día. Finalmente, el mensaje que resume la manera de enfrentar estas situaciones es, “Si uno lo quiere hacer, se puede”. siempre hay tiempo para todo.

¿Qué desafíos y oportunidades has enfrentado en el mundo laboral?
En general, tuve la suerte de tener ofertas laborales desde el minuto cero. Para otras situaciones, era un recién egresado y no tenía la experiencia mínima que se requería. Insistir y confiar en los conocimientos y herramientas que tengo ha sido clave. El desafío más grande fue entrar a trabajar en el SAMU. Cuando uno estudia puede elegir entre distintas áreas: atención primaria, toma de muestras, urgencias, entre otras.

Algunos de nuestros docentes eran animadores de esta unidad. Ellos nos contaban sus experiencias, los casos, el manejo y el rol que cumplían. Aquí se destaca el sistema de aprendizaje que tiene el Centro, que es un “ modelo de desarrollo por competencias”.
El desafío principal para ingresar al SAMU fue responder a la oportunidad que se me brindó al incorporarme. La insistencia y el poder aportar, la confianza en los conocimientos y el aprendizaje continuo fueron fundamentales. Realicé cursos, me contacté con docentes y recurrí al autoaprendizaje. Finalmente, me dieron 10 turnos de prueba. Alcancé a realizar sólo 5 y logré posicionarme donde quería estar, con confianza y el respaldo de quienes supervisaban mi trabajo. Di una buena impresión, me preguntaron cuáles eran mis metas, dónde había estudiado, prácticamente un análisis FODA. Yo me propuse trabajar en el SAMU y lo logré.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentarlos?, ¿Qué valor destacarías de la enseñanza?

Como mencioné anteriormente, el CFT PUCV tiene una modalidad de aprendizaje por desarrollo de competencias. Esto significa que entrega las herramientas básicas necesarias para enfrentar de manera competente los desafíos. Esto sería el 50%, el otro 50% lo pone cada uno a través del cumplimiento de las metas propuestas. El Centro pone los conocimientos y uno pone las ganas. Hoy tengo un sentimiento muy especial.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Si hablamos de lo que es ser TENS, el campo laboral es muy extenso. Podemos trabajar en un colegio, una minera, una municipalidad, una clínica u hospital, en el servicio público o privado. Conseguir trabajo no va a ser fácil, sin embargo, tenemos muchas posibilidades de búsqueda. Es un trabajo que nos permite ir adquiriendo experiencia y hacer turnos en distintos lugares. Resalto la actual discusión sobre el rol que va a tener el TENS en el Código Sanitario.

Hace un tiempo decidiste emprender ¿Por qué lo hiciste y cuál es tu negocio?
En general, trabajo en otros lugares para suplir turnos, ya que tengo excelentes relaciones con las personas donde realicé mis prácticas profesionales.

Absolutamente fuera de mi labor como TENS, en mi familia existe una Pyme: junto a mi papá tenemos una productora de eventos, donde realizamos amplificación, sonido y producción. Además, soy músico y formo parte de una banda de cumbia que incluye a ocho personas, cinco de ellas ex compañeros TENS. Recuerdo que durante mi estadía en el CFT PUCV tocamos para un aniversario en la actividad de las alianzas.

¿Cómo cambió tu visión antes y después de la pandemia?
El cambio ha sido fuerte y complejo. Se tuvieron que realizar adecuaciones dentro y fuera de mi casa. Cada vez que llego de un turno, mantengo protocolos con los cuidados de distanciamiento y lavado de uniforme. Como familia ha sido complejo y hostil, considerando que tengo una hermana pequeña, mi abuela y mis padres. Trato de no acercarme mucho y si lo hago, siempre con mascarilla.

En mi trabajo hago turnos de 24 horas. He vivido situaciones donde debo trasladar pacientes críticos con COVID-19, y hay que considerar que la ambulancia es un ambiente cerrado y el nivel de exposición es total.
A pesar de eso, donde trabajo existen muchos protocolos y gracias a ellos, tenemos cero contagiados en la base. Nos cuidamos mucho entre todos, sabemos que nuestro trabajo debe ser ejecutado de manera segura y responsable, sobre todo con las sanitizaciones de los vehículos. Somos muy unidos y conscientes del trabajo que realizamos. Aquí, el concepto de empatía cobra real sentido y, a pesar de lo que estamos viviendo, el ambiente laboral en el que me desenvuelvo es agradable. Una de las cosas buenas que se puede rescatar de esta pandemia, ha sido el desarrollo de las habilidades blandas en los equipos de trabajo.
Finalizando este relato, es importante señalar que, desde que comenzó la pandemia, los niveles de autocuidado han disminuido considerablemente.  Las personas ya no respetan la distancia social, no utilizan las mascarillas de forma correcta y tampoco el uso del alcohol gel es el más adecuado.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV?
Creo que el mejor mensaje que les puedo dejar a quienes están cursando esta carrera, es que se propongan una meta. Muchas veces se van a cansar, van a querer tirar la toalla, van a pensar que esta carrera no es para ustedes. Si bien se requiere mucho estudio, no solamente hay que estudiar para titularse. En esta carrera debes actualizar, constantemente, tus conocimientos. Considero que uno de los peores errores es fijarse metas a largo plazo, hay que achicar las brechas e ir paso a paso.

Lo importante es conocimiento, actitud y prolijidad.

Yasna Meneses Meneses - Técnico de Nivel Superior en Agrícola - Febrero 2021

Les presentamos a Yasna Meneses Meneses quien se tituló de Técnico de Nivel Superior en Agrícola el año 2021 en el CFT PUCV y es madre de dos hijos, además de emprendedora.  Desde 2008 se desempeña en el Programa de Desarrollo Local en la comuna de Hijuelas, donde adquirió una vasta experiencia laboral y, gracias a que ha buscado permanentemente profundizar y complementar sus conocimientos, decidió ingresar a nuestra institución y formalizarlos.  De su paso por el CFT PUCV destaca la excelente acogida que tuvo de parte de los docentes y compañeros de curso, lo que le permitió mejorar sus redes de contacto e ideas para futuros proyectos.  Yasna aporta con sus capacidades como Técnico a la agricultura familiar campesina de escasos recursos.

“Hago muchas cosas, trabajo mucho con ornamentales e hice un curso de fitoterapia. La parte medicinal me llama mucho la atención y me gusta, porque no todo el mundo lo ve, así que traté de enfocarme en eso. Hice un curso de liderazgo para ayudar a los agricultores a tratar de aterrizar sus ideas en vez de imponer las mías. También tengo un diplomado en floricultura en la PUCV, mucho antes de estudiar en el CFT PUCV y me interesa seguir mis estudios como Ingeniero Agrónomo”.

¿Por qué decidiste estudiar una carrera Técnica de Nivel Superior?
Siempre he buscado herramientas para ayudar a los agricultores que asesoro en mi trabajo como Técnica de Prodesal, lugar que siento como una universidad y donde me he ido nutriendo de conocimientos específicos en distintas áreas, gracias a las charlas y contactos que se van generando. Sin embargo, sentía que la experiencia y mi título de Técnico de Nivel Medio Agrícola no iba a la par con las metodologías que necesitaba acumular.  Además, en la mayoría de los concursos y ofertas actuales de trabajo, el perfil requerido es de Ingeniero Agrónomo y Técnico de Nivel Superior en Agrícola. Esto me incentivó a ir por más conocimientos y tener oportunidades de ascender profesionalmente.  

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Fueron varias las razones que me motivaron: el horario que me permitía estudiar en vespertino, trabajando de día y estudiando de noche; además, conocía a la señora Lidia Durán, Coordinadora de la Carrera de TNS en Agrícola quien fuera mi profesora muchos años atrás y con quien siempre he mantenido contacto.  Ella me incentivó a seguir estudiando y pude convalidar algunos ramos a través de exámenes de conocimiento relevante pues contaba con lo adquirido en mi trabajo y por un diplomado en floricultura, lo que resulto un plus y que finalmente me permitió alivianar la carga académica.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios
en el CFT PUCV?
Fue un enorme desafío pues soy mamá de dos niños de 12 y 17 años.  Ellos iban al colegio, requerían mi ayuda para estudiar y había que preocuparse de sus necesidades y, por suerte, conté con el apoyo de mi mamá y de mi suegra.  Gracias a la colaboración de mi familia pudo ser un poco más llevadero.  También tuve una amiga y compañera de trabajo con la que estudiamos juntas y con la que fuimos nuestro soporte mutuo porque ya nos habíamos embarcado en esto. Fuimos haciendo amigos con los demás compañeros, nos ayudamos entre todos y de una y otra forma creamos buenos lazos y redes de contactos en el curso.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentar desafíos actuales en tu vida laboral?, ¿Qué valor destacarías de la enseñanza?
Al haber estudiado y adquirido competencias de ofimática y nuevas herramientas tecnológicas, pude desarrollar tareas de manera más eficiente y optimizar la asesoría que le doy a los agricultores de Prodesal. También les he traspasado información que he adquirido en la carrera, por ejemplo, en mejoras en temas de agua y energías renovables como paneles fotovoltaicos y postulando proyectos para trabajar con organizaciones importantes como la Comisión Nacional de Riego.  Otro de los desafíos a los que me enfrento es tratar de subirles el ánimo a mis asesorados, porque muchas veces no están bien las cosas. A veces venden, a veces no y ellos viven de esto, así que es difícil. En el CFT PUCV tuve la posibilidad de mejorar mis habilidades de trabajo en equipo y prolijidad, para ir aterrizando y mejorando sus ideas en conjunto.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Yo trabajo en floricultura en la zona de Hijuelas principalmente, y a esta área le va bien, pero el gran problema es el agua. Así es que la única forma de que los agricultores puedan salir adelante es apoyándolos con herramientas tecnológicas, con acumuladores de agua, paneles fotovoltaicos, que no es menor, y trabajando en menor superficie pero en flores de calidad y más exclusivas. Los ornamentales también son muy buenas alternativas porque en poco espacio el agricultor puede vender sus plantas y generar buen dinero.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de titularte?
Sí. Se me dio la oportunidad de poder asesorar a agricultores de otros rubros, porque en un principio sólo atendía a los de flores y especies ornamentales. Ahora puedo trabajar con agricultores de hortalizas y frutales. Antes no sabía cómo hacerlo, pero ya tengo los conocimientos para apoyarlos en un huerto de frutales, por ejemplo.

Hace un tiempo decidiste emprender ¿Por qué lo hiciste y cuál es tu negocio?
Desde hace tres años tengo tres invernaderos, dos con flores y otro con suculentas. Hago souvenirs a pedido para bautizos, matrimonios y eventos y nos pueden encontrar como @Bioregaloschile en Instagram y Facebook. Yo me encargo de la producción de todas las plantas y trabajo con una amiga, quien se dedica a la venta y a las publicaciones. Además, recibo ayuda de mi familia porque toda la producción lleva bastante tiempo y trabajo, por lo que sola no puedo.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV que deciden estudiar TNS en Agrícola?
Es una carrera muy bonita. En un principio no me gustaba mucho, pero luego me enamoré de ella. Somos los que evaluamos las plantas, vemos sus problemas, hacemos aplicaciones y hacemos ensayos. La planta es un ser vivo tal como un humano, que te va diciendo lo que está bien y lo que está mal.  Siento que es una buena alternativa para superarse, pero va en uno buscar las herramientas para ver por qué lado perfilarse. Estoy convencida de que todo depende de la actitud de cada uno. A veces uno puede estar muy mal, pero debe aprender a ver las cosas desde otro punto de vista.

Sebastián Michea Silva - Técnico en Prevención de Riesgos Industriales - Enero 2021

Les presentamos a Sebastián Michea Silva, titulado de la carrera de TNS en Prevención de Riesgos Industriales del CFT PUCV, en el año 2018. Su experiencia profesional ha sido variada, desde coordinador de cámaras de vigilancia, hasta asesor en el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género. Te invitamos a conocer más sobre su historia, que refleja la búsqueda de oportunidades y su contribución a la comunidad.

¿Por qué decidiste estudiar TNS en Prevención de Riesgos Industriales?
Decidí estudiar TNS en Prevención de Riesgos, porque mi papá trabajó en minería. Él estudió en la Universidad Santa María y por muchos años trabajó en el sur, emigrando a la minería luego del 27F.  Siempre me aconsejó que la carrera de TNS en Prevención de Riesgos era muy digna, muy bonita, por estar ligada a las personas. Además, cuya metodología permite ser un árbitro en terreno para la protección de la empresa y el trabajador. Lamentablemente, no pudo verme recibir el título, pero su motivación fue el gran empuje para mí.

¿Cómo hiciste la transición de lo organizacional a lo diplomático?
Una vez que terminé de estudiar TNS en Prevención, dejé un currículum en el Municipio de Olmué, porque me gusta la comuna y soy muy allegado a la gente. Me contrataron como Coordinador de cámaras de televigilancia y, por ende, en la prevención del delito, con jefaturas de Santiago. Trabajando codo a codo con la Coordinadora de la Prevención Zonal del Delito, pude participar del programa de la instalación de cámaras en Olmué, lo que requirió reuniones con las máximas autoridades de Carabineros, PDI y la Alcaldesa. El tener que exponer sobre el tipo de cámaras, sectores de instalación, frecuencia y alcance, tuvo un buen impacto. Lo anterior, me permitió tomar mi carrera profesional y llevarla a un campo entre la diplomacia y las rutas del delito; ahí pude trabajar en una matriz de riesgo que di a conocer a los estamentos involucrados y a la Subsecretaría de Prevención del Delito.  Un día me llamó la misma SEREMI e inicié una escalada hasta el Ministerio de la Mujer.  Fue algo muy lindo.

¿Postulaste tradicionalmente o cómo lo hiciste para llegar a este puesto laboral?
He visto mucho currículum en donde trabajo, con grandes títulos y doctorados, pero en mi caso, contaba con la confianza de la máxima autoridad del Ministerio. Un cargo de confianza te permite actuar en terreno, en beneficio de las mismas personas que pueden estar disconformes o necesiten apoyo.  Me tocó traer cajas de mercadería de Santiago, directamente a lugares donde la gente pasaba hambre. No importan los reclamos, y no se trata de minimizarlos u ocultarlos, sólo basta ser empático.  También, vi casos como el de una profesora en Santiago que, con un computador defectuoso, no podía seguir haciendo clases a 180 niños de un barrio muy pobre y gracias a una ministra que me escuchó y apoyó, recibió uno nuevo.  Los casos de violencia a mujeres requieren un estudio apropiado, para que el maltrato no se haga extensivo a las casas de acogida. Incluso, pasar de un maltrato físico a uno psicológico requiere un feedback con los abogados y psicólogos. Me he sentido muy bien al participar de esa vinculación, porque mi labor ha resultado importante.

¿Qué desafíos y oportunidades has encontrado en el mundo laboral?
Mi desafío más grande es ser correcto y leal, ese es un desafío personal. Cuando llegas a una empresa puedes caer bien o mal y te preguntas si lo que haces es correcto, si sirve, si ayuda o si sólo me estoy sentando a esperar mi sueldo. A medida que te llega información, la desarrollas, la destinas, te das cuenta que tu gran desafío es tener ganas de hacerlo y un espíritu muy grande. No importa si te desenvuelves en el mundo de los camiones, pues tu desafío es diferente: evitar accidentes o vueltas extras, permitir un descanso adecuado de los conductores y que todo pase por tu revisión. Tu principal objetivo es que los trabajadores, en sí, estén bien y la conformidad de la empresa. En definitiva, tienes que velar por la tranquilidad de los trabajadores. Entonces, sea en el campo, en un pueblo o con la prevención del delito con las mujeres, conserva un espíritu muy grande.

¿Qué aspectos de la formación académica del CFT PUCV te ayudaron a enfrentar tus desafíos?
Uno de los profesores en mis últimas clases, mostraba las dimensiones y los saltos que puedes dar de un lugar a otro.  De cuando estás presente en un trabajo, pero no estás haciendo tu trabajo, o cuando haces tu trabajo, pero estás pensando en tu casa. Cambias de una dimensión a otra y comienzas a volar. Siempre me gustó exponer, cómo hacer charlas lo aprendí mientras estudiaba. Incluso, a una disertación con la profesora Bárbara Cisternas, una excelente persona, llevé papas fritas, bebidas, armé una mesa rica y dije ya, vamos a conversar. Esas instancias las tuve en el CFT PUCV y fue muy bueno. Me he topado con colegas jóvenes que no saben hablar frente a las personas, se tupen frente a los jefes y eso no puede suceder. Sienten que hablar mal equivale a un despido y no es así, puedes abordar los temas que tú quieras, lo importante es prepararse.

¿Qué consejo le darías a los estudiantes que leerán tu entrevista?
Lo único que tienen que hacer es estudiar, pero no en un escritorio, no en una oficina. Lleven parte de su estudio a la calle, siéntense en alguna plaza y observen las personas alrededor. Lleven su estudio a los ojos de ellos, imaginen que son los trabajadores y vean los parámetros de la prevención. Entonces, podrán comparar el estudio con la vida real. Acercarse a los bomberos de bencineras y preguntarles tranquilamente ¿cuáles son sus elementos de protección personal reales? ¿qué pasa si hay una descarga eléctrica? ¿dónde se apoya?, ¿por qué existen los tarros con arena? ¿por qué no hay extintores aquí?  Deberían saber que no se utilizan extintores en las bencineras, se usan tarros de arena, y deben saber que se utilizan tarros de arena, porque hay un componente, un activo. Esa es la realidad, deben buscar su campo de esa manera para llegar muy alto.

Claro, ver desde una perspectiva más práctica, desde la experiencia personal.
Exacto. Había un Geriatra en Limache, el Dr. Rojo. De pequeño iba al Hospital de Limache y desde un rincón miraba cómo entraban los pacientes, heridos y enfermos. Todos los días observaba la dinámica de las ambulancias y del personal. Llegó a ser el Director del Hospital, aprendiendo desde pequeño cuáles eran las necesidades, a eso voy.  La gente cuando quiere, puede, el campo de la prevención es súper reducido si tú lo ves reducido. Si me levanto con la idea de que me va a ir mal, entonces, para qué voy a esa empresa, me va a ir mal.  Debes cambiar tu concepto y decir “si, esa empresa la conozco, si trabaja igual que la empresa que yo vi en mis tiempos libres”. Entonces, tú empiezas a interiorizarte desde antes. Y ya, cuando llega el momento de tener tu título, con o sin experiencia tú vas buscando puertas que golpear. He hablado con compañeros que están sin trabajo y les digo que se acerquen a lugares específicos, porque sé que van a encontrar trabajo, pero tienen que tener las ganas y dejarlas ahí en la cancha. De repente hay tanto que hacer y faltan manos, en serio.

¿Quieres realizar un comentario final para cerrar esta entrevista?
Mira, la verdad lo único que nos separa a nosotros del resto, es el estudio. A veces, cuesta harto estudiar cuando estás trabajando y eres papá. Yo soy padre de dos criaturas preciosas y cuesta harto perderte un día, porque tienes que ver temas. Pero, cuando tú estudias y le pones empeño, te das cuenta que todo el sacrificio que haces, aunque sea para ti, también es para todo ese mundo que te está esperando. Cansado, quizás tu esposa no va a entender, pero tú si te vas a entender. Estudias para ti y por ellos y hay que llevarlo más allá de la prevención, velo como un estudio digno, hermoso y al nivel de cualquier otra carrera.  De hecho, el CFT PUCV está a años luz por arriba de muchas otras instituciones. Independiente de que cambien profesores, tienen una matriz a seguir, un lineamiento que es muy bueno y muy bonito. Yo tengo el agrado y el placer de haber pasado por el CFT PUCV y no es raro que me vean algún día por ahí. El Centro es de formación,  yo me formé y hoy en día estoy muy agradecido.

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Nicolás Contreras Acosta - Técnico en Administración de Empresas - Diciembre 2020

Nicolás Contreras Acosta, titulado de TNS en Administración de Empresas: «Una vida sin metas ni planes es una vida sin rumbo».

Nicolás Contreras Acosta de 25 años, está casado y producto del matrimonio, tienen un hijo de dos años y otro bebé en camino. Trabaja en el Centro de Distribución de Chilemat Quillota hace tres años y siete meses y es titulado de la carrera de TNS en Administración de Empresas del CFT PUCV Campus Quillota. Este emprendedor innovador, ya ha asesorado a 2 empresas y postula que la vida sin metas ni planes es una vida sin rumbo.

 

¿Por qué escogiste el CFT PUCV para realizar tus estudios?
Por la cercanía con mi residencia, el hecho de que sea un centro con el sello de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y porque está acreditado. Además, conozco a muchas personas que han estudiado en el CFT PUCV, todos lo han referido como una buena institución y hacen hincapié en que la formación les ha servido para mejorar su calidad de vida.

¿Cómo compatibilizaste la vida familiar, tu trabajo a tiempo completo y tus estudios en el CFT PUCV? ¿Qué consejo le podrías dar a alguien que está en tu misma situación?
Fue difícil. Llegaba del trabajo, me bañaba, comía algo y salía a estudiar, todo en un lapso corto de tiempo, pero con algo de organización se puede. Creo que la palabra equilibrio cuesta aplicarla en la vida y este fue un tremendo desafío, sin embargo, al dedicarme a cada cosa por separado pude encontrar la compatibilidad. Durante el día, en el trabajo, me dedico exclusivamente a eso. De la misma forma con mi familia, cuando estoy en casa soy esposo y padre. Y en los estudios era estudiante. Al concentrarme en estas cosas de manera separada y dedicar el tiempo que cada una de ellas merecía, las cargas se pudieron aligerar, ese podría ser mi consejo. 

¿A qué desafíos y oportunidades te has enfrentado en el mundo laboral?
Afortunadamente tengo trabajo desde antes de comenzar a estudiar y he optado por permanecer en él, sin embargo, el mundo avanza muy rápido y los desafíos son cada vez mayores para aquellos que no se continúan formando y especializando. Lo veo a diario en los proyectos que llevamos a cabo en la empresa y gracias a los conocimientos que adquirí durante el tiempo que estuve estudiando, he podido ser un agente de cambio importante en la compañía.

¿De qué manera tu formación en el CFT PUCV sirvió para enfrentar estos desafíos?, ¿Qué valores destacarías de los procesos formativos que viviste aquí?
Gracias a los talleres y módulos de la carrera, obtuve y reforcé algunos conocimientos esenciales para el desempeño en entrevistas laborales. Además, considero que el estudiar y relacionarse con personas de distintos valores, creencias y puntos de vista, han desarrollado una formación íntegra y sólida, lo que permite estar mejor preparado para los desafíos que me toque enfrentar.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
El mercado es extremadamente amplio, cada empresa necesita personal administrativo, sobre todo en el área en la que me desempeño.  Los inventarios y logística de abastecimiento se han visto tremendamente alterados por la pandemia y eso, representa un desafío diario para el que debo estar preparado.  Nosotros, los TNS en Administración de Empresas, debemos conocer todas las áreas de nuestro lugar de trabajo, de ahí en adelante, la especialización en el área particular de desempeño es fundamental.  Dependiendo de las competencias de cada uno, podemos adaptarnos a lo que cada organización requiere.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de que te titulaste?
Experimenté una mejora en el salario. A medida que iba adquiriendo conocimientos, mis responsabilidades fueron aumentando, cada aporte o mejora a los procesos del área de Administración de Empresas comenzaron a dar los resultados que esperaba y con ese crecimiento organizacional, vino también el crecimiento de mi remuneración.

Hace un tiempo decidiste emprender ¿Por qué lo hiciste y cuál es tu negocio?
El emprendimiento es un mundo que me fascina y me motiva explorar. Una vez titulado, comencé a vivir esta experiencia en las asesorías.  En la Provincia de Quillota existe una gran cantidad de negocios relacionados con el almacenamiento de productos, es ahí donde detecté la oportunidad de emprender, a partir de mi experiencia laboral y los conocimientos que adquirí en el CFT PUCV.  He asesorado a dos empresas, las cuales necesitaban un sistema de control de inventarios y los resultados han sido muy buenos hasta ahora.

Hoy, mis asesorías están en re-orientación.  El mercado ha cambiado bastante con la pandemia, sin embargo, considero que una de las habilidades para desarrollar emprendimientos es tener la capacidad de adaptarse a los cambios y reaccionar oportunamente, ya sea a lo que el mercado indique o a romper con paradigmas y generar nuevas líneas de negocios. Emprender e innovar ya no es una tendencia para mí, es más bien una capacidad y habilidad, absolutamente necesaria, que nos permite enfrentar de mejor manera los desafíos del futuro.

¿Qué mensaje le entregarías a los estudiantes del CFT PUCV?
Se por experiencia propia que no es fácil comenzar una carrera, cualquiera que ésta sea. En todas las situaciones se presentan desafíos de toda índole, pero depende de cada uno vencerlos y cumplir con el objetivo. Si de algo estoy seguro, es que una vida sin metas y planes, es una vida sin rumbo. Los animo a que organicen su tiempo, planifiquen y den lo mejor de ustedes, porque todos tenemos las capacidades de alcanzar nuestras metas y sueños.

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Montserrat Maturana Saavedra - Técnico en Gastronomía Internacional - Noviembre 2020

Montserrat nos sorprende con “PASTELERÍA ADELA” 
Les presentamos a Montserrat Maturana Saavedra, titulada de la carrera de TNS en Gastronomía Internacional del CFT PUCV en el año 2018.  En el sector de La Cruz en Quillota, se ubica “Pastelería Adela”, su emprendimiento y empresa.  Los dulces son el alimento del alma y ella los prepara con amor y calidez para los residentes y visitantes de la zona.

Cuéntanos, Montserrat ¿Cuándo se gesta tu amor por la gastronomía?
Se gesta desde mi infancia, a lo mejor en un principio no como algo formal, pero desde mis abuelos y luego mi mamá. Ha sido casi una tradición de familia. La comida siempre ha sido un motivo de reunión con los seres queridos, es una forma de trasmitir amor, es entregar un producto con calidez y amor en todo su proceso de elaboración.

¿Quién nació primero: la estudiante o la emprendedora?
Ambas al mismo tiempo. En una profesión, siempre me interesó el ámbito académico y el área de los negocios. Desde mi etapa escolar hacía cosas pequeñas y las vendía en el patio. Esos aprendizajes primordiales, me sirvieron para valerme en un futuro y son mi motivación para desarrollar buenos y mejores productos.  

¿Por qué la repostería y no otra producción gastronómica?
Lo que tiene la repostería es que casi es una ciencia y un arte. A la vez, es una de las áreas de la gastronomía, sin menospreciar al resto, que tiene mayor delicadez y detalles. Es un proceso en el que, con cuidado, se crea un producto para evocar experiencias y rememorar aquellos momentos de reunión.

¿Cuándo abriste las puertas de Pastelería Adela?
El proyecto en sí, nace hace años desde mi mamá.  En el fondo, Pastelería Adela siempre estuvo presente. Yo traje devuelta un proyecto familiar que había quedado en pausa, latente, esperando el momento para volver.

¿Qué es lo más complicado de emprender en el rubro alimenticio?
Bastantes cosas, desde la burocracia en los trámites para formalizar una empresa, tener el capital para iniciar y el apoyo de tu entorno, siento que es lo más complejo.  Estos proyectos nunca se hacen en solitario, siempre hay que tener a alguien que apoye, ya sea en alguna labor operativa, como también fuera de ella. Se necesita una contención emocional frente a la frustración, que es uno de los sentimientos más constantes en el rol del emprendedor.

¿Cómo te asesoraste para crear tu empresa?
Con antiguos empleadores, la formación académica recibida en el CFT PUCV y mi círculo cercano. Mi mamá, con su formación docente, encuentra siempre la mejor forma de llegar a las personas; mi pareja, con su formación, enfocado en la administración y el rol de las personas dentro de las organizaciones y la economía.  Aquellos que tienen habilidades en diferentes rubros, siempre saben hacer algo bueno entre todos. La gastronomía no convive sola, hay que poner atención al público, a los temas tributarios, a la planificación y administración. Son muchas áreas que cubrir, por lo que una sola persona no es suficiente, siempre hay que intentar armar equipos de trabajo, que a lo mejor no participen activamente en las líneas de elaboración, pero que puedan ver las cosas desde otro prisma.

¿Quién o quiénes fueron tu principal apoyo?
Mi familia en general y también las personas que vienen y compran, sugieren y valoran los productos que elaboro, ya que, sin ese contacto con los clientes, uno no sabría en que se equivocó o cómo mejorar.

¿Cuál sería tu mejor consejo para los Técnicos de Nivel Superior, que sueñan con un emprendimiento exitoso o aquellos emprendedores que recién comienzan?
El éxito viene con la dedicación y el trabajo constante, eso es algo que hay que tener claro. También, comprender que cuando recién comienzas a emprender, pasarás por momentos de frustración, días que, tal vez, no vendan ningún producto.  Esos momentos son pruebas para no flaquear, o incluso puedes pensar que no tienes mucha clientela o no serás exitoso.  Nunca tienen que subestimar a sus clientes, ellos son quienes van a valorar su producto.  Puede que, al principio, pase una semana completa donde tienen a un solo cliente, todos los días, pero ese cliente le contará a su familia y sus amigos y será su cliente más valioso. Más allá del que compra de vez en cuando, es el cliente que cuando comenzó el negocio iba día a día, entregaba comentarios de buena fe para mejorar y les contará a sus amigos para que vengan más.  Esa es la estrategia más eficiente y más antigua, la del marketing del “boca a boca”.

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Octavio Zúñiga Barraza - Técnico de Nivel Superior en Gestión de Negocios y en Operaciones Portuarias - Octubre 2020

Les presentamos a Octavio Zúñiga Barraza, doble titulado del CFT PUCV de la carrera de TNS en Gestión de Negocios (2011) y TNS en Operaciones Portuarias (2016).  Junto a dos compañeros de su primera carrera, este Ex Alumno creó un emprendimiento, que presta servicios de capacitación a personas y empresas.  Respecto a la sociedad con sus ex compañeros del Centro, en su sitio web comentan que “deciden comenzar un emprendimiento unificando las distintas experiencias laborales y profesionales de cada uno de ellos, orientados hacia la educación”.
Instituto de Capacitación Aureotec Ltda, es una OTEC creada y dirigida por Octavio, quien se impuso la misión de brindar el mejor servicio de capacitación a organizaciones y personas; con el propósito de impulsar el desarrollo socioeconómico de la sociedad, basándose en las necesidades del entorno y buscando satisfacer las demandas de sus clientes. Lo que está directamente relacionado a la misión del CFT PUCV y el Perfil de Egreso de los estudiantes.

¿Qué sientes que nació primero: el estudiante o el emprendedor?  ¿se relaciona este sentimiento con que hayas estudiado dos carreras en el CFT PUCV?
Honestamente creo que nació primero el emprendedor.  Desde muy pequeño tuve cercanía con el comercio, por lo que invertía en diferentes cosas que eran de interés de mis compañeros de curso en el colegio y se las vendía. Ya a los 17 años, formé mi primera empresa de producción de eventos, así, sucesivamente, fui experimentando cómo funcionaba el comercio formal. Pasé unos años trabajando en la empresa de mi padre, experiencia que me sirvió para aprender múltiples aspectos relevantes al manejo de un negocio y las formas de hacer las cosas que, hoy en día, considero correctas.

Respecto al estudio de las dos carreras Técnicas de Nivel Superior, ambas cumplen propósitos distintos en mis etapas de la vida.  La primera carrera fue TNS en Gestión de Negocios, la que me orientó en los aspectos técnicos y habilidades blandas, respecto al desarrollo de un emprendimiento. Fue en esta carrera, que conocí a mis 2 socios, Mauricio Soto y Gabriel Reyes, quienes ya hace 8 años cumplidos confiaron en la creación de este proyecto. La segunda carrera, fue TNS en Operaciones Portuarias, la cual cumplió con potenciar la empresa que ya se encontraba formada, orientando el tipo de enseñanza en el ámbito marítimo portuario del Instituto de Capacitación Aureotec Ltda, para sus participantes y clientes.

¿Cuál fue la idea original al crear tu empresa y en qué etapa te encuentras hoy?
La idea original fue crear un Instituto de Formación Laboral, el cual cumpliera con las expectativas y necesidades nacionales en el rubro de la capacitación, potenciando las actividades E-learning desde aquel entonces. Sobre eso, fuimos aprendiendo de la industria y aperturando nuestras posibilidades en el mercado privado, público y particular.

Hoy en día, nos encontramos operando transversalmente en diferentes mercados y áreas del conocimiento, implementando actividades presenciales y e-learning, contamos con 2 oficinas en la ciudad de Valparaíso, próximamente operaremos con una sede en Arica, y esperamos, a mediados de año, generar una sede en Santiago.

¿Cuándo decidiste ser emprendedor en el rubro de capacitación?
Cuando concluí mi proceso académico y me titulé de Técnico Nivel Superior en Gestión de Negocios, de alguna forma le permití a la vida orientarme en mis siguientes pasos. Prontamente, empecé a trabajar en una inmobiliaria en el Departamento Técnico de una EGIS y posteriormente, fui contactado desde el mismo CFT PUCV, donde se me ofrecía un cargo de Ejecutivo Comercial en una empresa que creaba Organismos Técnicos de Capacitación. Dentro de esta empresa, fui capacitado en las normas de calidad ISO9001:2008 y NCh2728:2003, por lo que ya sumado al área comercial, también era Consultor en las normas de calidad y creación de OTEC.

Esta situación, generó que un cliente de Santiago me ofreciera dirigir una entidad de capacitación en aquella ciudad. Después de un tiempo, volví a Valparaíso y percibí que era el momento de crear mi propia entidad formal, para mi suerte mis antiguos amigos y compañeros tenían interés de apoyarme en este camino.

¿Qué te ha tocado enfrentar en este camino como emprendedor?
Es una pregunta interesante de responder… Muchas cosas, los sucesos impredecibles son bastantes en el trayecto de la vida y emprendimiento. Planificar los años de tu vida, si bien es una buena medida, su efectividad es cuestionable. Te puedo comentar que, en este camino, hay que ser  resilente a situaciones complejas, buscar soluciones, disfrutar tus victorias, luchar contra la adversidad y jamás rendirte.

¿Cómo te asesoraste para crear tu propia empresa?
Dado que operé como Consultor en creación de organismos técnicos de capacitación, puedo decir que fue todo autogestionado.

Cuéntanos sobre lo mejor y lo más difícil de ser emprendedor
Definitivamente, creo que ser emprendedor no es para todos.  Lo que considero mejor, es ser el dueño de tus decisiones, por lo que tu capacidad creativa no tiene techo, escoger con quienes trabajar y hacer lo que te gusta, sin lugar a dudas, es un camino que no quiero dejar. Los primeros años son bastante difíciles, sobre todo, si no tienes grandes espaldas financieras. Ese proceso requiere tenacidad y mucha gestión comercial, en algunos casos, incluso, continuar pasa a ser un acto de fe.

¿Quién o quiénes fueron tu principal apoyo?
Fueron mis socios, quienes siempre se manifestaron apoyando el proyecto. En el camino del emprendedor es muy común encontrar poco apoyo, muchos opinan y pocos aportan, hay que tener una voluntad de hierro.

Existe mucho más que Instituto de Capacitación Aureotec Ltda.  Cuéntanos sobre tus otros emprendimientos.
Sí, en este momento tenemos varios emprendimientos con nuestros socios. Contamos con un Centro Cultural Aureo Taller y Espacio Ciudadano, la Fundación Educacional Aureotec y la Inmobiliaria Aureotec Ltda, que contempla arriendos de espacios para capacitación.

A modo de emprendimientos personales, cuento con el Salón de Belleza Ximena Toledo Ltda, y una empresa asociada a las tecnologías convergentes a la Inteligencia Artificial denominado Wildsense Ltda.

¿Cuál sería tu mejor consejo para aquellos Técnicos de Nivel Superior, que sueñan con un emprendimiento exitoso, o para aquellos emprendedores que recién comienzan?
Mi consejo sería ser valientes, trabajadores, ambiciosos, honestos, creativos, puntuales, laboriosos, entre otras cualidades. Tal vez, el principal consejo, es luchar por tus sueños y tener una voluntad inquebrantable.

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Javier Piaggio Marchant - Técnico en Comercio Exterior - Septiembre 2020

Javier Piaggio Marchant es un ex alumno del CFT PUCV y emprendedor, quien creó su propia empresa de Servicios de Asesoría y Gestión de Embarques Marítimos desde cero y, actualmente, desarrolla sus actividades del mundo marítimo en Valparaíso.

“Frozen Shipping Chile Ltda. es una Agencia dedicada a entregar Servicios de Asesoría y Gestión de embarques Marítimos.  Eficiente, proactiva y de calidad, la empresa está orientada a la satisfacción de las necesidades de nuestros clientes, en todas aquellas operaciones de importación y exportación de mercancías por los puertos de la zona centro – sur de nuestro país, además de entregar un clima de transparencia, honradez, confianza, respeto y lealtad en todo momento.

Nuestra visión es ser reconocidos como una Agencia que brinda a los clientes un Servicio de Gestión de Calidad, respondiendo con eficiencia y eficacia de la mejor forma para optimizar los procedimientos respecto a las operaciones relacionadas con las mercancías, con el fin de adecuarlos a las exigencias de los mercados globales, en los que se encuentra inserto el Comercio Exterior Chileno.”

¿Cómo fue tu desarrollo de estudiante a emprendedor, estudiaste para trabajar dependiente o siempre tuviste la visión de ser empresario?
Mientras estudiaba la carrera de TNS en Comercio Exterior, ya estaba trabajando como emprendedor y lo estudiado en el CFT PUCV fue una gran ayuda para reforzar conocimientos y conocer nuevas herramientas, las cuales apliqué en la empresa. 

¿Qué metas u objetivos te propusiste cuando comenzaste? ¿qué tanto lograste de la idea original?
Siempre y como todo emprendimiento, lo importante es mantenerse en el tiempo e idear una estrategia para que la empresa no tenga una corta vida. La idea es que crezca y abarque todas las capacidades que uno pueda entregar a los clientes, con herramientas sólidas y concretas.  En mi caso, se superó con creces la idea original.

¿Con qué te encontraste en el camino, cuando decidiste ser emprendedor en el rubro marítimo?
El principio es bastante complicado, sobre todo, salir de ese paragua que nos cobija a todos siendo dependientes.  Siempre es complicado dar el primer paso, pero teniendo la fortaleza y seguridad de que lo que haces es profesional y efectivo, los logros y alegrías llegan sin darte cuenta.

¿Cómo te asesoraste para crear tu propia empresa?
Llevo bastantes años en este rubro y he pasado por todos los puestos que uno puede ejercer en las diferentes empresas. Gracias a esa experiencia, más la ayuda de personas experimentadas que conocí y con quienes tuve la oportunidad trabajar, tuve la fortaleza para emprender.

Cuéntanos sobre lo mejor y lo más difícil de emprender
Lo mejor, siempre es la satisfacción de trabajar en lo de uno, los logros alcanzados y el reconocimiento por un buen trabajo de parte de los clientes. Es un premio al esfuerzo y dedicación.  Lo difícil fue el comienzo, ya que ingresas a un rubro donde debes competir con muchos actores, pero la perseverancia y trabajo hace todo menos difícil.

¿Qué aprendiste como ser humano y como emprendedor en todo el proceso?
Como ser humano, aprendí a ser siempre una persona correcta y comprometida con lo que realizo en todo ámbito. Este trabajo es complicado a veces y hay momentos en que se lidia con situaciones que parecen no tener solución, pero tuve buenos maestros, que me enseñaron a salvar cualquier dificultad que se presentó.  Como emprendedor, constantemente se está aprendiendo algo nuevo, este rubro siempre está en proceso de modernización y, por lo tanto, requiere de nuevos aprendizajes y continua capacitación.

¿Quién o quiénes fueron tu principal apoyo?
Primero mi familia, en especial mi esposa, que siempre está a mí lado apoyándome en todo momento y mis hijas, que, a veces, pueden compartir poco con su papá.  También, debo agradecer a un viejo socio, ya fallecido hace un tiempo, quien me ayudó profesionalmente a dar este salto y emprender.

¿Existe algún futuro desafío?
Siempre hay desafíos que cumplir. Espero, prontamente, poder postular a la Aduana para ser Agente de Aduanas, es un desafío personal pendiente y lo tengo como meta.

¿Cuál sería tu mejor consejo para aquellos Técnicos de Nivel Superior, que sueñan con un emprendimiento exitoso? ¿O para aquellos emprendedores que recién comienzan?
Mi mejor consejo es que no dejen de soñar y realicen sus proyectos.  El CFT PUCV da buenas herramientas para poder ejecutar ese emprendimiento que, a veces, es esquivo. Siendo perseverante se puede lograr.  Nunca renuncien a sus objetivos, no se den por vencidos si en el primer intento no resulta y lo más importante, saber que todo lo que hagan tiene sus sacrificios.  Sin importar la hora, si es festivo o fin de semana, si tengo o no vacaciones, debo cumplir, ya que todo al final tiene su recompensa.

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Humberto Cordero Carrillo - Técnico en Prevención de Riesgos Industriales - Agosto 2020

Ex Alumno de TNS en Prevención de Riesgos Industriales realiza libro sobre leyes y reglamentos de uso profesional.

Humberto Cordero Carrillo es un ex alumno del CFT PUCV y emprendedor, quien desarrolló un compendio de las leyes y reglamentos para TNS en Prevención de Riesgos Industriales como él.  Este libro incluye todos los documentos que estos profesionales usan en la práctica diaria, de esta forma, evitan llevar consigo un sinnúmero de fotocopias, reglamentos e instructivos.  Sin duda, su experiencia hizo de su idea un fundamento para construir este emprendimiento, el cual acompaña a muchos TNS en Prevención de Riesgos de todo Chile siendo un éxito total.

¿Qué gatilló, que, junto con dedicarte a tu carrera, te dieras cuenta que faltaba un libro como éste?
Humberto Cordero (HC):  Me gusta estudiar y repasar la normativa asociada a Prevención de Riesgos constantemente, puesto que, considero que es la base principal para el ejercicio de nuestra profesión. Hoy en día, una de las plataformas más utilizada para este fin es internet, ya que encuentras todas las materias referentes a legislación laboral, pero debes darte el trabajo de buscar muy bien. A veces, hay tanta información y distractores propios de las redes sociales, correos electrónicos, música, juegos, que te pierdes en esa búsqueda, sobre todo, si es un estudiante que recién se está formando como profesional.
Este Compendio de Leyes de Prevención de Riesgos te evita ese trabajo, de buscar constantemente, ya que tienes todo lo necesario en un solo formato. El formato impreso ha perdurado por siglos y hay personas como yo, que nos gusta más el libro en papel para leer o estudiar, porque es más ameno, práctico, no produce cansancio a la vista, podemos tomar apuntes, no requerimos de electricidad para su funcionamiento y lo podemos utilizar en cualquier momento y espacio.

¿Pensaste que podrías dedicar parte de tu tiempo a un emprendimiento, que imagino, conlleva una serie de investigaciones y dudas?
HC: La verdad, nunca pensé que algún día iba a emprender. Me consideraba una persona muy estructurada y que corría pocos riesgos, pero la vida a veces te da sorpresas, tanto positivas como negativas. Mi lema siempre ha sido tratar de ver el lado positivo a todo lo que nos pase, ya que toda experiencia, te va a dejar una enseñanza y está en nosotros, en nuestra inteligencia emocional, saber verlas y aprovecharlas.

¿Cómo te asesoraste en cuanto a estructura de una empresa, medios, impuestos y todo lo demás?
HC: Las competencias, en cuanto a lo que significa emprender, las fui adquiriendo poco a poco.  El gran impulsor de este proceso fue el CFT PUCV Sede Viña del Mar, que, de manera abierta y gratuita, imparte un tremendo curso de emprendimiento para los ex alumnos. Esta instancia, ya en el año 2018, me abrió las puertas al conocimiento y los conceptos necesarios para emprender. Entre ellas, Estudio de Mercado, Publicidad, Redes de Apoyo, Finanzas, entre otras.
Los conocimientos técnicos para el diseño, diagramación y la mejor forma de hacer un libro, ya los poseía. Lo anterior, porque además de TNS en Prevención de Riesgos, soy Diseñador Gráfico, carrera que ejercí durante 12 años. Otras herramientas, ya sea motivacionales, generación de contactos u otras formas de ver las cosas, las fui adquiriendo por mera curiosidad, indagando en redes sociales.

¿Qué aprendiste en este proceso de convertirse en emprendedor?
Aprendí, que la única barrera o limitante para atreverse a hacer cosas, somos nosotros mismos. Además, querer es poder, puesto que, si le pones todo el empeño, esfuerzo, trabajo y dedicación, se pueden lograr grandes cosas y las probabilidades de que te vaya mal, son menores.
Aprendí que la asociatividad, colaboración, el generar redes con otros emprendedores, es importantísima, ya que permite retroalimentarse para lo que te propongas. Finalmente, como lección, tampoco hay que tener todo tan claro. La experiencia y avanzar en este este proceso, irá dando las respuestas y herramientas que se necesitan para ir creciendo.

¿Sentiste en algún momento desánimo o falta de apoyo?
La verdad no, puesto que se dieron todas las condiciones para atreverme a emprender.
La vida me estaba dando limones y yo hice limonada, aunque hay días en que esa limonada sabe mucho mas refrescante que otras, pero es parte del juego y hay que estar dispuesto a jugarlo.

¿Qué incidencia tuvo tu familia en este proyecto?
Mi familia, al comienzo, estaba un poco temerosa de que pudiera fracasar y perder toda la inversión de capital para imprimir los libros. Sin embargo, poco a poco, fueron viendo que los libros se vendían y ya, en esta segunda versión del Compendio, me tienen más fe y ya creen que soy capaz de hacer grandes cosas.

¿Existe algún futuro desafío?
Claro que sí, pretendo seguir en esta senda del emprendimiento y generarme mis propios recursos económicos para vivir, siempre relacionado a la Prevención de Riesgos.
En esta ocasión, los productos han sido libros y ya vamos en la segunda edición que sale al mercado, pero en un futuro, no muy lejano, quiero incursionar en alguna aplicación móvil o web para facilitar mucho más el aprendizaje y educación del mensaje preventivo.

¿Cuál sería tu mejor consejo para otro emprendedor, que recién comienza su camino?
Mi mejor consejo es que si son inquietos, creativos, observadores y analíticos, independiente de su labor o área de trabajo, se atrevan. Eso sí, deben emprender de manera informada y consciente, puesto que no se trata de tener una buena idea y lanzarse al mercado a tontas y a locas, ya que arriesgarían capital, tiempo y esfuerzo y las probabilidades de fracasar serían altas.
Hoy en día, ya no existen los trabajos seguros y la pandemia por COVID-19 así lo ha demostrado. Todo lo que conocíamos como seguro, ya no lo es tanto y el desarrollo de la tecnología ha hecho desaparecer varios puestos de trabajo, pero también va a abrir otras oportunidades.
Finalmente, poder generar por sí mismo otras alternativas de ingresos y trabajar desde tu hogar, es súper importante. El mundo está cambiando y debemos estar atentos y adelantarnos a situaciones inesperadas, para no ver truncada nuestra existencia en este hermoso planeta llamado tierra.

humberto.cordero@gmail.com
WathsApp +56 9 8915 3854
www.pre-ver.cl

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Alejandro Silva Maturana - Técnico en Administración de Empresas - Abril 2020

Alejandro Silva Maturana fue estudiante de la carrera de TNS en Administración de Empresas, se tituló el año 2016 del CFT PUCV Sede La Calera y actualmente reside en la ciudad de Castro, Chiloé.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Primero que todo, por problemas de índole personal no pude estudiar dentro de los dos años que duraba la carrera.  Empecé el 2014 cuando tenía 37 años y luego de una serie de trabajos, logré el cargo administrativo en la Unidad de Farmacia del Hospital San Martín de Quillota, lo que permitió lograr mi sueño de terminar de estudiar. El trabajo que realizaba se complementaba perfecto para mi proyecto estudiantil, aunque en un principio quería estudiar Ingeniería, pero había perdido el ritmo de estudios por el tiempo transcurrido y quise probar con alguna Carrera Técnica.

Siempre me gustó lo relacionado con la administración, así que opte por estudiar Técnico de Nivel Superior en Administración de Empresas en el CFT PUCV.  Al momento de optar, fue la única institución que me dio la seguridad para poder enfrentar este proyecto:
1. La malla curricular me pareció muy correcta.
2. Los profesores tenían tiempo y profesiones acordes a la carrera.
3. Me ofrecían becas, que sin ellas me habría sido imposible estudiar.
4. Me asistieron muy bien con todos los trámites administrativos.
5. Me acogieron y me dieron las herramientas para enfrentar este primer paso.

Cuando terminé todos mis ramos lectivos, supe inmediatamente que no debía parar y que estaba preparado para un proyecto más grande: “La Ingeniería”.

¿Qué desafíos y oportunidades has enfrentado en el mundo laboral?
Una vez titulado, ingresé a estudiar una carrera profesional en la Universidad de Viña del Mar.  Convalidé ramos y estudié Ingeniería Comercial desde el año 2016 hasta septiembre de 2019.  Mi título técnico me permitió conseguir el cargo de Ejecutivo de Licitaciones en el Hospital Dr. Gustavo Fricke, que es un rango más alto de la parte pública. Todo lo logré con mucho sacrificio, pues viajar todos los días a Viña para trabajar y estudiar, me significó perder muchos momentos familiares, que no se recuperan, pero fue por un desarrollo personal, siguiendo mis sueños y la auto realización personal.

El alcanzar mi título profesional de Ingeniero Comercial y con grado académico en Licenciado en Ciencias en Administración de Empresas, me abrió un campo laboral gigantesco.  Sumando a eso toda la experiencia laboral obtenida en la parte pública en los hospitales de Quillota y Viña del Mar, que hicieron de mí una persona con valores muy importantes a la hora de enfrentar mi vida laboral. 

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentarlos?, ¿qué valor destacarías de la enseñanza?
El hecho de haber estudiado en esta institución me permitió obtener la confianza suficiente para enfrentar retos mayores académicamente. También puedo mencionar que hubo profesores de muy buena calidad docente, que no sólo entregaban sus conocimientos, sino que también entregaban su experiencia de vida laboral, lo que fue un incentivo para mí y me motivó en el logro de mis objetivos.

Destaco a la mayoría de los docentes y trabajadores, quienes se entregaron por completo a sus alumnos.  Tuvieron compromiso, ganas de enseñar, entregaron valores como la humildad, esfuerzo, respeto y responsabilidad, entre otros.

Sabemos que hace poco asumiste un nuevo desafío laboral en el sur del país.
Bueno, todo lo anterior me permitió postular al cargo de Jefe de Bodegas en el Hospital de Castro en la X Región de los Lagos, en la Isla de Chiloé.  Y no es menor, tuve varias pruebas de conocimiento tanto académicas como laborales, competí contra 20 profesionales de todo el país (I, III, V, RM, VIII, IX y X región), y todo fuera de mi estado confort, lo que para mí es meritorio pues logré un objetivo muy satisfactorio.

Hasta el momento puedo mencionar que el ambiente de trabajo es muy grato y el sector es precioso.  El objetivo del cargo es entregar un servicio profesional en la entrega y despacho de productos, asegurando la continuidad operacional de la bodega, como también una oportuna gestión en el abastecimiento y respuesta a los requerimientos de las jefaturas.

Mis labores principales son dirigir y controlar procesos internos de la bodega central, efectuar gestión comercial con proveedores y Cenabast, entregar informes de gestión, establecer niveles de stock, realizar gestión de recursos humanos de personal de logística, generar directrices y asesorar al hospital en el ámbito de sus competencias.  Entre las competencias que se exigían para este cargo están el liderazgo, orientación al usuario, planificación, organización, manejo de crisis y negociación.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV?
Primero, que el estudio no se trata de una obligación sino de una oportunidad de enriquecimiento y sabiduría personal.  Que nunca se cansen, hay que seguir adelante, tienen que creer en sí mismos y entender que en su interior hay algo más grande que cualquier obstáculo.

Hay un dicho que reza “si quieres triunfar, no te quedes mirando la escalera, empieza a subir escalón por escalón hasta que llegues a la meta”.  Cuando concretes esos triunfos te darás cuenta que lo que pareció un sacrificio es el mayor logro de tu vida. Y no hay que olvidar que para aprender se cometen errores, de los cuales debes aprender y siempre seguir adelante.

«Entonces podemos decir que los triunfos nacen cuando nos atrevemos a comenzar y que siempre se puede ser mejor».

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Michel Barría Pugas - Técnico en Gestión de Negocios - Marzo 2020

Michel Barría Pugas fue estudiante de la carrera de TNS en Gestión de Negocios y se tituló el año 2010 del CFT PUCV Sede Valparaíso.  Actualmente vive en Santiago y a pesar de trabajar dependiente durante varios años, decidió emprender con bastante éxito.  Te invitamos a conocer su historia y los desafíos que ha enfrentado en el mundo laboral.

¿Por qué escogiste el CFT PUCV?
Por el prestigio del centro y porque me gustaba la carrera.

¿Qué desafíos y oportunidades has enfrentado en el mundo laboral?
Actualmente estoy enfrentando varios desafíos, ya que ser independiente en Chile cuesta.  Cuando fui trabajador dependiente del mundo inmobiliario tuve éxito, sin embargo, uno siempre sueña con lo propio y en eso estoy ahora.

¿Cómo te sirvió la formación del CFT PUCV para enfrentarlos? ¿Qué valor destacarías de la enseñanza?
Haber tenido la formación en un centro como el CFT PUCV sirve y mucho, te da respaldo al momento de buscar trabajo.  Con respecto a la enseñanza, la teoría sirve mucho, pero más útil es la práctica o “la calle”.  Fue enriquecedor estar con gente de más experiencia, aunque todos los días se aprende mucho.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Está difícil, sobretodo hoy con el Chile 2019-2020.  No queda otra que ser creativo, dicen que en las crisis se presentan las mejores oportunidades y eso es cierto, siempre hay.

Hace un tiempo decidiste emprender ¿Por qué lo hiciste y cuál es tu negocio?
Quedé repentinamente sin trabajo en agosto de 2019 y viendo que el rubro inmobiliario está a la baja, decidí pensar que hacer. Después de muchos días y con muy poco dinero para invertir, me inspiré en una frase, que no sé dónde la leí, pero dice: «un posible negocio rentable es una solución a un problema de algún sector en específico».  Entonces, reflexioné sobre “¿cuál es el principal capital que puedo ofrecer hoy?” y la respuesta fue «mi tiempo»; así nació la idea de «YO VOY».
En este mundo tan acelerado, el tiempo es algo que las personas no tienen y ahí entro yo para ponerlo al servicio de los demás. Me dedico a vender mi tiempo para ejecutar todo tipo de trámites personales, de empresas, entre otros.

¿Qué mensaje entregarías a los estudiantes del CFT PUCV que quieran emprender?
Emprendan sin mirar atrás.  No es fácil, se presentan muchos inconvenientes; sin embargo, si uno está convencido de que su solución al problema será en un corto período de tiempo y se transformará en un negocio rentable, hay que seguir adelante.
Mi consejo es identificar un problema y pensar en la solución.  Por ejemplo, si donde vives hay que ir muy lejos a comprar el pan, es un problema para las personas.  Por tanto, necesitan tener algo más cerca y “a la mano”, es ahí donde podemos ofrecer una solución y transformarla en un emprendimiento exitoso.  Por último, la perseverancia es amiga del éxito.

Edición periodística:
Patricia Cortés Gutiérrez
Encargada de Comunicaciones y Redes Sociales
CFT PUCV

Daniel Araya Pereira - Técnico en Transporte

Daniel-Araya-TransporteSoy Daniel Araya Pereira, Jefe del Departamento de Control y Gestión en Transportes Casablanca S.A.   Arribé a la misma a través de una suplencia en Tesorería, para luego ser redestinado al Control de Combustibles de toda la empresa, función que desempeñé por cinco años.

¿Hubo cambios en tu trabajo luego de titularte?
La titulación fue la plataforma que sustentó mi movilidad ascendente en la empresa; dándole una denominación a los años de experiencia y al conocimiento adquirido en el CFT PUCV, que en definitiva puedo aplicar día a día en el rubro directamente relacionado con mis estudios, el Transporte. En este caso, transporte de carga por carretera.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
En una empresa con una expansión exponencial, los desafíos aparecen a diario y son de diversa índole. En mi caso particular, el poder articular un grupo de trabajo homogéneo y competente para las tareas que se avecinan ha sido un gran logro; junto a ello, el generar un proceso de crecimiento constante de competencias y conocimientos para enfrentar de un modo óptimo los desafíos futuros, es prioritario. A nivel empresa las certificaciones y procesos de gestión de sistemas de control y gestión de información son desafíos encarados directamente por mi grupo de trabajo.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
El mercado laboral en mi especialidad presenta un horizonte promisorio, con muchas oportunidades de desarrollo y empleo; la versatilidad de la rama que desempeño permite que el profesional del Transporte se desempeñe en las más variadas funciones y modalidades, lo que amplía las posibilidades de un trabajo estable y progreso en el rubro.

¿Qué consejo darías a los alumnos de Transporte del CFT PUCV que leerán esta entrevista?
Mi consejo a los alumnos que siguen la carrera de Transporte es que presten mucha atención a la experiencia que vuelcan los profesores de las diversas áreas en ellos, tanto académicamente, como en vivencias. Uno de los puntos fuertes del CFT PUCV es la calidad de sus profesores y el nivel de inserción en el medio del Transporte; todo conocimiento y opinión que se pueda rescatar de ellos debe ser apreciado y debidamente registrado. Les servirá sobremanera el día de mañana en el ámbito laboral.

César Gutiérrez Reyes - Técnico en Turismo y Hotelería

Cesar 1Soy César Gutiérrez, titulado de la Carrera de Turismo y Hotelería y actualmente tengo la gran satisfacción de trabajar como Encargado del Área de Turismo en la Viña Laura Hartwig, Valle de Colchagua, VI Región.
Encontré este trabajo gracias a Cristián Olate, gran amigo y quien trabaja en otra viña dentro del mismo valle.  Él me comentó que habría una entrevista para el cargo de administrador turístico en Viña Laura Hartwig.   Por mi parte, gracias a la práctica laboral que realicé en una viña del Valle de Casablanca, pude adquirir conocimientos, experiencia e involucrarme en el maravilloso mundo del turismo enológico que fue, sin duda, lo que me impulsó a venir a la sexta región a dar esa entrevista.  Dos días después recibo un llamado a mi celular, era Don Alejandro, dueño de la viña, preguntándome cuándo podía empezar a trabajar.   El puesto ya era mío…

 ¿Cuáles eran tus principales miedos al momento de salir en busca de trabajo?

Todo lo contrario, estaba emocionado y con todas las ganas de ir a otro lugar, conocer este famoso valle, en donde se encuentran viñas de fama mundial y aprender lo más posible sobre viticultura y vinificación. Algo que hoy en día me apasiona.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
Creo que el aprendizaje permanente en el área de la viticultura, es decir, todo lo relacionado con el manejo, cuidado y control de la parras.  Asimismo, de la vinificación o producción de vinos, ya que además de estar preocupado de la parte administrativa, tengo el placer de realizar los tours y las degustaciones a turistas de todas partes de mundo.  Ellos, ciertamente, tienen un gran conocimiento del área por su profesión y gustos: enólogos, dueños de viñas, sommeliers y amantes del vino.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Para las personas que ya estamos inmersos en el turismo, sea cual sea la especialidad, sabemos con convicción que Chile tiene un enorme potencial turístico y que goza de grandes y diversas riquezas naturales a lo largo de su territorio, lo que permite realizar cualquier tipo de turismo.  Sin embargo, aún falta fortalecer este sector y así crear y proyectar una fuerte imagen turística de nuestro país hacia los turistas extranjeros.  Es por esto que se necesitan más profesionales de esta área que aporten con sus ideas, herramientas y profesionalismo para hacer de Chile un destino turístico imperdible para cualquier turista.

¿Qué consejo darías a los alumnos de Turismo y Hotelería de CFT PUCV que leerán esta entrevista?
El mejor consejo que puedo darles es que disfruten del aprendizaje, que se empapen de turismo, que adquieran todas las herramientas necesarias para ser los mejores en su área y que ante cualquier duda que les surja, los profesores siempre tendrán un tiempo para resolverla; así que no se queden con ellas.
Finalmente, al momento de especializarse, visualicen en dónde estarán ejerciendo su trabajo: en la naturaleza, en una oficina, etc., y con qué tipo de personas se relacionarán día a día, ya que no debe existir algo mejor que despertar y que sólo el gusto por tu trabajo te saque de la cama para ir feliz y disfrutar de lo que haces.
Para concluir esta entrevista, quiero dar las gracias a todos mis profesores, compañeros y compañeras, familia y a todos los que intervinieron en mi aprendizaje, en especial, a una de mis grandes amigas Alejandra Azócar.  Gracias a ella conocí este fantástico mundo del vino, y hoy, trabajo rodeado de hermosos parajes, me relaciono con personas de todas partes del mundo y disfruto de mi trabajo.

Margarita Muñoz Manzano - Técnico en Producción Hortícola

Soy Margarita Muñoz y estudié la carrera Técnico de Nivel Superior en Producción Hortícola Intensiva y Sustentable, hoy Producción Hortícola. Trabajo en la empresa agrícola Rancho El Capricho en la cual desempeño el cargo de Gerente de Producción.

 

Cuéntame de tu trabajo.
Desde que egresé uno de mis logros ha sido mejorar la producción y pasar de un sistema tradicional a uno orgánico, puesto que uno de mis objetivos en el que estoy trabajando, es lograr una certificación en producción orgánica.
En el año recién pasado y lo que va del 2013 logré terminar 7 cultivos, con cero aplicaciones de agroquímicos, con buen calibre y volúmenes mayores que los cultivos anteriores, tratados con químicos.

¿Cuáles han sido tus mayores miedos?
Cuando busco trabajo, los miedos los dejo archivados en casa, pues no me asusta tomar nuevos desafíos.   Voy con mi mejor predisposición, dispuesta aplicar mis conocimientos y a seguir aprendiendo.

¿Y tus principales desafíos?
Mi principal desafío en mi trabajo es cambiar, por un lado, hábitos arraigados en los productores, comerciantes y trabajadores; no podemos pretender hacer cambios o marcar la diferencia si se continúa por el mismo camino.   Por otro lado, mejorar la trazabilidad, cuesta mucho que se tome nota de las actividades, que se completen los registros.   Ambos temas son un desafió a diario.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Nuestro campo laboral es amplio, pero se nos confunde con agrónomos o con técnicos de nivel medio.   En realidad somos la unión entre ellos, y este campo es amplio, sobre todo porque somos especialistas en un área, con mención en producción intensiva y sustentable.   Hoy en día se necesita producir más en menos m2, con el mínimo impacto ambiental posible, sin dejar de lado los costos que ello implica… Y nosotros podemos hacerlo!

¿Qué consejo darías a los alumnos de Producción Hortícola del CFT PUCV y a todos a quienes lean esta entrevista?
Encuentro que los chiquillos hoy en día se quejan demasiado, quieren hacer poco y ganar mucho y eso toma su tiempo.  Los que están estudiando ahora debieran aprovechar al máximo el tiempo en aulas, no tener miedo a preguntar.  No tienen que desfallecer ante los pendientes, ni creerse la guinda de la torta por los logrados.  Tienen mucho camino por recorrer, una de las claves para llegar a buen puerto es perseverancia.   Éxito a todos!

Luis Domínguez Spuler - Técnico en Logística

Luis-dominguez-logisticaSoy Luis Domínguez, titulado de la carrera de Técnico de Nivel Superior en Logística y actualmente me encuentro desempeñando funciones como Jefe del Departamento de Logística y Distribución de la Distribuidora “Manzano S.A.”, en la ciudad de Valparaíso.

¿Cómo llegaste a tener este trabajo, lo tenías antes de titularte?
Me encontraba prestando servicios en la Armada de Chile (Dirección General de los Servicios de la Armada) antes de titularme, allí cumplía funciones administrativas en la ámbito de la logística del material.
Al retirarme de la Armada, ya titulado, me ofrecieron la posibilidad de postular a un cargo como Supervisor General de Seguridad en GNL Quintero, cargo que desempeñé por un lapso de 5 meses.  Durante mi permanencia allí, fui llamado para postular al cargo que actualmente desempeño en la Distribuidora Manzano, empresa 100 % logística, en la cual me encuentro muy contento, ya que me ha permitido desarrollar y aplicar todos mis conocimientos, tanto del ámbito de la administración como también de lo relacionado con Logística; todo adquirido en la Armada y en el CFT PUCV.

¿Nunca tuviste que buscar trabajo?
Gracias a Dios, desde que egresé como Logístico, no he tenido que buscar trabajo, los ofrecimientos han llegado a mi escritorio.  Creo que he sido una persona con suerte y agradecido de la vida.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
Mi primer desafío importante, fue comenzar nuevamente a estudiar a los 45 años y obtener un Título de Nivel Superior en uno de los más prestigiosos Centros de Estudios Superiores como lo es CFT PUCV, y por supuesto, desafiando mis propias capacidades y exigiéndome al máximo.  Sin lugar a dudas este primer gran desafío lo pude superar con éxito, gracias al apoyo permanente de mi familia.
Me emociono al recordar uno de los momentos más importantes de mi vida, cuando en el Salón de Honor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, recibí el reconocimiento como el mejor alumno de la Carrera de Operaciones Logísticas del año 2009, emoción que volvería a vivir el año 2010, al obtener nuevamente el citado reconocimiento.
Esto lo señalo con toda humildad y sólo para recordar que el esfuerzo, la constancia y la perseverancia, siempre tienen su reconocimiento.
Hoy en día me encuentro afrontando un nuevo desafío, y gracias a la confianza depositada por el Profesor Víctor Donoso y el Jefe de Carrera de Logística de CFT PUCV, Ricardo Valladares, me encuentro formando parte del equipo de docentes de esta importante casa de estudios.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
A mi parecer, la Logística cada día está adquiriendo mayor relevancia, toda vez que la globalización ha jugado un papel determinante en el desarrollo de la economía; y las empresas requieren como valor estratégico, contar con sistemas logísticos y personal idóneo para enfrentar los desafíos del mercado, tanto nacional como internacional.
Sin lugar a dudas la especialidad de logística se encuentra en constante desarrollo y la demanda de especialistas en el área, le dan a esta carrera un futuro promisorio.

¿Qué consejo darías a los alumnos de Logística del CFT PUCV que leerán esta entrevista y que son tus alumnos ahora?
Mi mejor consejo es que se esfuercen y traten de ser los mejores.   No existe el imposible, muchas veces las limitantes en la vida se las coloca uno mismo.
Sean apasionados y confíen en ustedes mismos, estudien lo que realmente les guste, sólo así podrán ser exitosos en la vida.

Orlando Salvo Cantillana - Técnico en Prevención de Riesgos Industriales

OSALVOUCEVALPO3Soy Orlando Salvo y estudié Técnico en Prevención de Riesgos Industriales en CFT PUCV.   Actualmente, me desempeño como Asesor en Prevención de Riesgos en el Departamento de Bienestar Social de la Primera Zona Naval.

¿Cómo llegaste a tener este trabajo, lo tenías antes de titularte?
No, definitivamente este trabajo ni siquiera estaba en mente.  Lo entretenido de mi postulación a este empleo es que se concretó en base a información proporcionada por el jefe de carrera, y si bien no fue por un contacto directo entre la Armada y el CFT PUCV, sino por las redes de contacto de la institución, se generó la instancia y me quedé con el cargo.

¿Cuáles eran tus principales miedos al momento de salir en busca de trabajo?
Mis principales miedos se basaban en qué tan capacitado estaba como egresado del CFT PUCV y si las competencias adquiridas serían las apropiadas para las exigencias del mercado, y, si estaba preparado para eso.

¿Y estabas preparado?
Si, de todas maneras.   Al transcurrir el tiempo me fui dando cuenta de que las capacidades adquiridas me permitieron desarrollar mi trabajo bajo las expectativas de la empresa, simplemente era tomar confianza.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
Bueno, mi principal desafío fue posicionarme rápidamente en el mercado de los prevencionistas, de no dejar pasar mucho tiempo haciendo otro tipo de trabajo. Una vez inserto en el mercado, mis nuevos desafíos fueron continuar con la ingeniería y especializaciones que me han permitido mejorar mis competencias.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Existen muchos institutos y universidades que imparte la carrera, por ende existe una mayor oferta de profesionales, lo que obliga a ser altamente competente si se quiere ejercer con tranquilidad y proyección.  En lo laboral aún existe un amplio mercado que asesorar y muchas empresas de distinto rubro que requieren de nuestros servicios.

¿Qué consejo darías a los alumnos de Prevención de Riesgos del CFT PUCV que leerán esta entrevista?
Que se dediquen de manera seria a su formación como técnicos.   Esta carrera, claramente multidisciplinaria, requiere de constante perfeccionamiento, pues de ellos dependerá la seguridad de muchas personas que tienen familias iguales a las de ellos.   La prevención de riesgos más que una profesión es una opción de vida, estarán siempre bajo la atenta mirada de su familia, sus amigos y principalmente de la empresa donde desarrollarán sus actividades.   En algún momento serán criticados por sus actos, por ello, sean humildes y respetuosos por el trabajo del prójimo, pero por sobre todo de la vida.

Valerie Cancino Paché - Técnico en Operaciones Portuarias

Valerie-Cancino-Operaciones-PortuariasSoy Valerie Cancino, estudié Operaciones Portuarias en su primera generación (2008) y trabajo en la Agencia Marítima Ultramar como Encargada del Departamento de Logística Contenedores – Procesos Gates.

¿Cómo llegaste a tener este trabajo?
Uno de los profesores que me hacía clases, Cristian Vega, me ofreció práctica en la empresa.   Al terminarla me ofrecieron trabajo y renuncié al CFT PUCV, donde laboraba.   Tuve que optar y se me estaba dando una gran oportunidad en lo que estudié, por lo que mis jefes me instaron a que la tomara.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
Al principio fue jugármela en Ultramar para ganarme un puesto. Era todo nuevo para mi, ya que nunca me había desenvuelto laboralmente en el ámbito portuario, tuve que aprender jergas, el vocabulario que utilizan y MS Excel con las fórmulas respectivas que se aplican en mi trabajo.

Háblanos de la Beca Técnicos para Chile, que ganaste para estudiar Management en Operaciones Portuarias en Holanda.
Me enteré de que la gané hace como una semana y estoy muy feliz.   Postulé en Becas Chile sólo para quedarme tranquila de que lo había hecho, pero jamás creí que la adjudicaría, más aún tomando en cuenta que a nivel nacional se otorgan muy pocos cupos (20).   Así es que estoy emocionada y tranquila, pues tengo el apoyo de la empresa, y al momento de volver seguiré trabajando en Ultramar.

¿Cuáles son tus expectativas del viaje?
Muchas.   Aprender, potenciar el inglés, conocer el puerto más grande del mundo, no es menor!!   No sé… quiero viajar pronto.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Creo que hay hartas posibilidades en este ámbito, trabajo hay!!!!

¿Qué consejo darías a los alumnos de Operaciones Portuarias del CFT PUCV que leerán esta entrevista?
Que saquen lo mejor de los profesores, hay muy buenos profesores.   En realidad más que profesores, son profesionales que trabajan en el ámbito, que enseñan, entonces ¡qué mejor!
No quedar con dudas, preguntar todo y ojalá participar activamente en el módulo de documentación pues, al momento de trabajar, se aplica demasiado.

Javier Valdés Plaza - Técnico en Gestión de Negocios

Soy Javier Valdés, estudié la Carrera Técnico de Nivel Superior en Gestión de Negocios y e este momento desarrollo labores en 3 empresas.
En Zavala y Cía. Ltda., empresa dedicada a la administración de riesgos, control de pérdidas e inspecciones a siniestros del ámbito marítimo y no marítimo, soy Responsable Zonal y Contralor.
En la Escuela de Tripulantes y Portuaria de Valparaíso, institución educacional pionera en la enseñanza técnica del área marítima, soy Profesor Titular para los módulos de terminal de contenedores, almacenamiento de carga en zonas de depósito aduanero y comercio exterior, para las especialidades de Operaciones Portuarias y Administración.
International Broker es mi Emprendimiento Personal y, como fundador, me dedico a la intermediación comercial, logística y operativa en la cadena de transporte.

¿Cómo llegaste a tener estos trabajos?
Mi primer trabajo (Zavala y Cía.) lo conseguí antes de titularme gracias a mi experiencia en el ámbito.  Mi contacto fue una ex alumna en práctica que estuvo a mi cargo en un trabajo anterior, quien me llamó y contactó con el Gerente General de la empresa con quien llegamos a acuerdo para mi incorporación en el año 2008.
En la Escuela de Tripulantes hago clases desde 2010 y llegué ahí después de una reestructuración que sufrió el plantel de profesores del establecimiento.  En mi calidad de ex alumno de la institución, siempre estuve cerca del desarrollo de la escuela y la posibilidad de hacer clases siempre estuvo latente.   Finalmente se hizo una realidad en el segundo semestre de 2010.
International Broker es mi emprendimiento personal y me llevó 3 meses establecer los lineamientos del proyecto, políticas, procedimientos de trabajo, creación de cartera de clientes, etc.  Mi intención es a Marzo de 2013, estar en buen pie para competir como empresa establecida en el mercado ofreciendo servicios, no solo de intermediación, sino también de control sobre toda la cadena logística del transporte; integrando la asesoría comercial total a clientes del área exportadora e importadora nacional.  También en un futuro cercano, quiero servir de entry point entre potenciales exportadores / vendedores en Chile y potenciales importadores / compradores en el extranjero.

¿Cuáles eran tus principales miedos al buscar trabajo?
La educación técnica profesional es un polo no explorado ni explotado en términos educacionales ni mercantiles, por tanto creo, que mi mayor miedo, pudo haber sido no cumplir con las expectativas salariales.
En mi caso yo me encontraba inserto en el mundo laboral, por tanto mi expectativa estaba puesta en la movilidad laboral que generaría mi nuevo título.  Evidentemente esto es difícil cuando se tienen 7 años de experiencia laboral.  En estos años de trabajo mi sueldo llegó más menos a lo mismo que paga el mercado por un profesional técnico, por lo que mis expectativas fueron mutando hacia qué actividades podía desarrollar yo aparte del trabajo que ya desempeñaba.  De ahí que no vi con malos ojos la posibilidad de hacer clases ni de emprender un proyecto propio.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
En el trabajo en que me encontraba, mi principal desafío fue y sigue siendo, profesionalizar una actividad muy potente a niveles mayores.  Esto porque la empresa, en el marco de una entidad de origen familiar, no tenía entre sus objetivos la ejecución de procesos ni procedimientos que promovieran el trabajo organizado.
Hoy mis expectativas giran en torno a la prestación de un servicio de calidad basado en la pro-actividad, la mejora continua y el post servicio constante.
En la escuela mis principales desafíos se han abocado a traspasar mi experiencia y conocimientos a jóvenes prontos a salir al mundo laboral, en una forma comprensible, cercana y certera.  En la edad en que se encuentran estos muchachos la “forma” en que se entrega el mensaje, a veces es más valorizada que el “fondo”.  Hacer clases me ha permitido tener ese feedback con las nuevas generaciones, intercambio que necesitaba para la comprensión y la mejora en la empatía.
En mi emprendimiento International Broker, todo el proyecto en si es un desafío.  Con metas bien marcadas incluidas fechas, pretendo en el corto plazo, ofrecer servicios de calidad incuestionable, servicio a toda prueba y precio justo.

¿Cuál es tu visión del mercado laboral en tu especialidad?
Creo que esta carrera otorga la posibilidad de desarrollarse en distintos ámbitos, sin necesidad de encasillarse en uno solo.  A pesar de que esto parezca una fortaleza para algunos (en mi caso lo ha sido), para otros puede significar la incertidumbre de no saber donde trabajar.
Me parece que el mercado laboral en esta carrera es amplio, pero sin duda, las oportunidades se encuentran disponibles para quienes desean emprender, avanzar y desarrollar, sobre todo actividades propias y relativas a la negociación.

¿Qué consejo darías a los alumnos de Gestión de Negocios de CFT PUCV que leerán esta entrevista?
Creo que el mejor consejo que les puedo dar es no perder la fe.
E
n esta carrera las competencias blandas y duras que tengan y obtengan en el tiempo de estudio, son potenciales posibilidades de trabajo, proyectos, negocios, etc.  “El palo al gato” no se da si no es contando con trabajo, disciplina y convicción.
En los negocios no existen máximas inamovibles, pero aún así, creo que siempre debemos preocuparnos de la torta completa, no solo de que el trozo sea el más grande.  Tal vez hoy parezca poca ganancia, pero mañana, esta inversión de esfuerzo y tiempo puede transformarse en la oportunidad de la vida.

Alejandro Escudero Ojeda - Técnico en Logística

Empresario de “Servicios Logísticos La Calera Ltda.” que tiene como cliente principal a Cemento Melón La Calera, Departamento de Logística.   Administramos equipos logísticos de almacenamiento de cemento a nivel nacional, así como mantenciones, traslados, entregas, retiros, montajes y desmontajes de estos equipos.
“ALEO Servicios” presta servicios a 
empresas de la zona donde se realizan asesorías logísticas, administración de contratos, arriendo de camionetas y, en algunas oportunidades, prestación de servicios al SAG V Región.
El año 2009 a consecuencia de la crisis económica mundial, se producen despidos masivos en algunas empresas, justo al término de mis estudios quedé inserto en esta cesantía.  Acepto esta dificultad y adopto una actitud positiva, tomando la decisión de independizarme y transformarme en un Emprendedor.
“Las crisis generan oportunidades”.  No fue fácil tomar esta decisión, acababa de salir egresado de mi carrera y me encontraba capacitado y motivado para tomar riesgos y que estos riesgos jugaran a mi favor.  El apoyo de la familia es importante en esos momentos, es como el cable a tierra que uno debe tener.
Actualmente estoy en la etapa de tomar riesgos más grandes y poder fortalecer mis pymes en una sola, para consolidarme en el mercado de la Logística.  Tomando una actitud positiva frente a los costos personales, frente a las presiones y problemas que puedan llegar, pienso que cumpliré el objetivo.

¿Qué cualidad de tu persona destacas como emprendedor?
Actitud positiva, responsabilidad, ser sincero, mirar a los ojos, pasión por lo que hago.

¿Cuál ha sido el o los momentos de mayor dificultad y satisfacción en tu aventura empresarial?
Mayor dificultad: Creo que fue al inicio, donde tuve que vender mis ideas, tener red de contactos, adaptarme al mercado.
Satisfacción: Por supuesto que hay un orgullo por lo que he logrado y que puedo mirar con tranquilidad el futuro.

¿Sugerirías a otros que emprendieran sus ideas de negocios?
Por supuesto que apoyo a todos los que tienen ideas de emprender su propio negocio, no tengan miedo a romper los esquemas y ese paradigma de que siempre lo hemos hecho así, siempre hay una mejor manera de hacer las cosas, hacer lo que nadie espera que uno haga.

¿Qué recomendarías?
Si han estudiado las materias que les imparte el CFT PUCV, “Elaboren un plan de negocios”, qué quieren hacer, fabricar un producto o prestar un servicio. Tener un plan de negocios, créanme!!, marca la diferencia entre un Soñador y un Emprendedor.
Tener responsabilidad social, ser perseverante, positivo.  Aprovechen la oportunidad que tienen de estudiar, capacitarse y busquen la felicidad en cualquier medio que los motive; disfruten la vida, el camino será más fácil.
Un saludo cariñoso a todo el CFT PUCV.