El Código de Ética del Centro de Formación Técnica UCEVALPO, de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, se sustenta en los valores y principios cristianos en que se inspira su Alma Mater, y constituye una guía moral que orienta el comportamiento de todos sus funcionarios.

1. Actuar con Integridad
Somos personas honestas, confiables y responsables. La integridad está en el centro de lo que hacemos, en cómo nos relacionamos entre nosotros, cómo lo hacemos con los alumnos y cómo nos vinculamos con la comunidad.
Para contar con la confianza de nuestra comunidad, requerimos el compromiso continuo de parte de todos nosotros para actuar con el estándar más alto de integridad al tomar decisiones.

2. Cumplimiento de la Ley

El Centro y sus empleados están regidos por las leyes nacionales. El cumplimiento de todas las leyes y regulaciones aplicables nunca debe comprometerse. Además, los empleados deberán adherirse a las normas y regulaciones internas, según las mismas resulten aplicables en una situación determinada.

3. Revelaciones Públicas

El Centro proveerá información completa y precisa referente a temas operacionales y financieros a sus dueños y agencias de gobierno que lo requieran. Todos los reportes, así como todos los comunicados públicos, incluirán declaraciones completas, adecuadas, precisas, oportunas y comprensibles.

4. Conflicto de Intereses

Evitaremos situaciones que puedan crear o aparenten un conflicto entre intereses personales y los intereses del Centro. Nuestras decisiones, en tanto profesionales,
deberán adoptarse con buen juicio, objetividad y lealtad hacia los principios del Centro de Formación Técnica y hacia las personas vinculadas al Centro.

5. Actividades Relacionadas

En el ejercicio de nuestras tareas en un empleo externo o actividades externas, ciertas circunstancias podrían interferir con nuestras responsabilidades de trabajo o crear un conflicto con los intereses del Centro.
Como una forma de evitar tales circunstancias, no utilizaremos el nombre del Centro, salvo con el fin de señalar dónde laboramos. Tampoco utilizaremos información del Centro ni haremos uso de nuestro horario de trabajo o de la propiedad u otros recursos del Centro para realizar un segundo trabajo o para llevar a cabo actividades externas. Las labores que puedan entorpecer el cumplimiento de este Código de Ética deberán ser reveladas para que se ponderen al interior de la organización.

6. No aceptamos Represalias o Abusos

La comunicación abierta es importante para enriquecer nuestros Valores. Nos comprometemos a mantener un ambiente de trabajo en el cual los trabajadores puedan hacer preguntas, expresar preocupaciones y hacer sugerencias apropiadas, en un marco de mutuo respeto, referente a las prácticas de la organización. No será tolerada represalia alguna en contra de cualquier persona por hacer públicas sus preguntas o dudas o por informar, de buena fe, cualquier posible conducta inapropiada.

7. Actividades Políticas

El CFT forma parte de la comunidad nacional, por lo que aquellas personas que están motivadas a participar como individuos en actividades políticas y gubernamentales, asociadas a ONGs o a la comunidad civil, serán respetadas. La participación se llevará a cabo como un ciudadano común y no vinculará al Centro con esta actividad y, en virtud de esto, no utilizaremos el nombre del CFT, ni sus fondos, nuestro tiempo de trabajo u otros recursos para apoyar a un partido político, campañas especiales o candidatos.

8. Información Confidencial

En virtud de nuestro trabajo, podemos conocer información confidencial sobre nuestros alumnos, docentes u otras personas vinculadas a la organización. No compartiremos esta información sensible con ninguna persona ajena a la organización y, al interior de ésta, sólo en los casos en que proceda realizarlo en virtud de nuestras competencias laborales. Tampoco utilizaremos esta información para lucro personal.
La obligación de proteger la información privada y confidencial continúa incluso después de concluido el empleo con el CFT.

9. Internet y Correo Electrónico

El uso de correo electrónico es una herramienta indispensable para lograr una comunicación efectiva y eficiente a la hora de administrar la organización.
Utilizaremos Internet sólo para usar las plataformas que apoyan la gestión del Centro como, por ejemplo, Mineduc, y en todos aquellos casos en que se puedan evitar los desplazamientos de nuestros funcionarios en horario de trabajo, como idas a Bancos e Instituciones Previsionales.

10. Cumplir nuestros compromisos

Cumplir Nuestros Compromisos significa que no haremos promesas que no podremos mantener y sobre las que no seremos capaces de responder ante nuestros alumnos y la comunidad.

11. Nuestros Alumnos

Nuestros Alumnos son fundamentales para nuestro éxito. Trabajaremos decididamente para entender y anticiparnos a las necesidades de nuestros alumnos y para ofrecerles un servicio de calidad, como lo define la Misión Institucional.

12. Nuestras Comunidades

El Centro opera bajo un concepto de institución formativa, con un rol primordial que, en el desempeño de sus funciones, asume la responsabilidad de formar técnicos de nivel superior laboralmente competitivos, emprendedores, éticos y formados en un contexto de excelencia no sólo para la realización personal de los alumnos, sino también para contribuir al mejoramiento de los distintos sectores productivos del país y a su inserción en el mundo global.

13. Nuestros Propietarios

CFT Ucevalpo fue creado por la PUCV en el marco del cumplimiento de su vocación, que es formar personas, técnicos y profesionales. El Centro se esfuerza por lograr el mejor aprovechamiento de sus recursos en orden a alcanzar un crecimiento de la institución que contribuya a la finalidad para la cual se creó, el número de alumnos a los que sirve y su sustentabilidad económica futura.

14. Esforzarse por la Calidad

Esforzarse por la Calidad significa trabajar continuamente para ser mejores y para mejorar nuestras operaciones de servicios. Buscamos la mejora continua en el trabajo que realizamos. El personal del CFT será motivado a expresar opiniones del trabajo y para que, a partir de ello, pueda mejorar su desempeño, y activamente daremos pasos para compartir las estrategias y lecciones aprendidas en la organización.

15. Organización de Aprendizaje

El CFT es una organización de aprendizaje. Generaremos los espacios y las oportunidades de aprendizaje continuo para ayudar a que la gente de la organización alcance sus objetivos y, de esa manera, que también se logren los objetivos institucionales.

16. Hacer del espacio del trabajo un lugar grato

Disfrutamos nuestro trabajo y apreciamos el formar parte de un equipo que está haciendo una diferencia. Disfrutar el Trabajo significa saber que lo que hacemos día a día tiene un impacto positivo en nuestros alumnos y en sus familias. Creemos que un lugar de trabajo donde se estimula el respeto hacia los demás, el trabajo en equipo y la diversidad de experiencias y puntos de vista es un lugar agradable para trabajar.

17. Respetarse Uno al Otro

Actuaremos de acuerdo a los estándares más elevados de conducta profesional y nos trataremos con respeto y dignidad. Los líderes de la organización y los directores tienen la responsabilidad especial de fomentar un ambiente de trabajo que aliente la honestidad, la integridad, el respeto y la confianza.

18. Equipo

Fomentaremos la creación y desarrollo de equipos donde se respete la diversidad étnica, social, de género, cultural y profesional. Cumpliremos con las leyes que prohíben la discriminación y el acoso en todos los lugares donde nos desarrollamos.

19. Nuestras obligaciones

La organización manifiesta su voluntad de cumplimiento de todas las leyes y regulaciones. Los trabajadores deberán adherirse a las normas y regulaciones internas, según las mismas resulten aplicables en una situación determinada y realizarán su mayor esfuerzo en respetarlas.

20. Discriminación y acoso

Nuestra organización respeta la dignidad personal, la privacidad y los derechos personales de cada empleado, y está comprometida a mantener un lugar de trabajo en el cual no existan situaciones de discriminación o acoso. Por lo tanto, los empleados no deben discriminar respecto del origen, nacionalidad, religión, raza, género, edad u orientación sexual, ni deben tener ningún tipo de conducta de acoso verbal o físico basada en lo mencionado anteriormente o en cualquier otro motivo. Los empleados que sientan que su ambiente de trabajo no cumple con los principios enunciados precedentemente pueden plantear sus preocupaciones al responsable del área de Administración y Finanzas o al Presidente del Comité Paritario de Higiene y Seguridad.