Alianzas público-privadas: la clave para la protección de los humedales

Durante los pasados jueves 15 y viernes 16 de noviembre se realizó el 2° Seminario Internacional de Gestión y Gobernanza de Humedales, realizado en Concón y organizado por ENAP Refinería Aconcagua.

Mantener y propiciar vínculos permanentes entre sector público, privado, ONGs  y comunidad es un imperativo para la protección de ecosistemas que son ricos en biodiversidad, pero que tienen amenazas diversas fue una de las principales conclusiones del seminario, que contó con la presencia de destacados expositores locales y extranjeros.

Marcelo Baeza, Biólogo Marino y representante de la División Comunidades de ENAP Refinería Aconcagua, explicó en el evento que “se puso en valor la oportunidad que nos ofrece realizar alianzas entre el sector público, las universidades, Centros como CFT PUCV, las ONGs y la industria para proteger estos sitios valiosos” lo que fue destacado tanto por los expositores como por los asistentes.

El profesional recordó el trabajo que la empresa ha hecho en el humedal del Parque La Isla de Concón, que ENAP tiene actualmente en concesión. “Un aprendizaje importante, destacado por los expositores, es que la primera herramienta para proteger ecosistemas valiosos es la voluntad del dueño, la cual, de ser explícita, es mucho más gravitante que cualquier declaratoria de protección legal. Antes de discutir la disponibilidad o no de recursos se requiere saber si están todas las voluntades alineadas y ENAP, como dueña de las 28 hectáreas del Parque La Isla, ha declarado dicha voluntad, ha firmado un usufructo con la Municipalidad de Concón por 30 años y hemos invitado, ya por segunda vez, a todos los actores locales interesados a conversar, discutir y compartir experiencias respecto a la gestión y gobernanza de humedales”, agregó.

Por su parte, Rebeca Magaña investigadora panameña del Centro Regional Ramsar para la capacitación e investigación sobre humedales en el Hemisferio Occidental (CREHO), resaltó en el seminario que los humedales “no siempre son valorados, por eso es sumamente importante conocer la importancia que tienen para la vida humana, porque nos proporcionan alimento, pero también son fuente muy importante de agua para la población, sobre todo en estos tiempos donde la sequía aumenta por efecto del cambio climático”.

En el evento, Alexis Vargas encargado ambiental de Municipio de Cartagena, contó la experiencia del humedal que existe en esa comuna, protegido bajo la figura de Reserva Natural Municipal (Renamu).  “La idea es aspirar a una protección más completa del Estado”, sostuvo. “Hay que crear conciencia en los pequeños, y desde niños enseñarles que hay que proteger estos espacios naturales, porque son de ellos y de todos nosotros. Ojala podamos llegar a ser un Santuario de la Naturaleza. Hoy nos enfocamos en ampliar la Renamu, porque nuestro ecosistema se conforma de laguna y estero”.

El evento contó con más de 80 participantes, entre académicos, estudiantes y representantes de organizaciones ambientalistas, además de entidades municipales y de Gobierno, y fue patrocinada por la Municipalidad de Concón, el Comité Oceanográfico Nacional, la Fundación Ñamku y la Facultad de Ciencias del Mar de la Universidad de Valparaíso.

Desde la perspectiva de la academia se hace imprescindible incluir aspectos tan relevantes en nuestros alumnos pertenecientes a la carrera TNS Turismo y Hotelería, que se hizo presente en esta iniciativa por medio de su Coordinadora Académica, Catalina Pettersen; principalmente por los beneficios asociados a la presencia de humedales en los bordes costeros, pues son los sumideros de carbono más efectivos de la tierra; absorben y almacenan grandes cantidades de carbono (cuando se drenan, emiten grandes cantidades de carbono); las turberas cubren el 3% de la tierra de nuestro planeta, pero almacenan aproximadamente el 30% de todo el carbono terrestre, el doble de la cantidad combinada de todos los bosques del mundo; funcionan como esponjas naturales al absorber y almacenar el exceso de lluvia, reduciendo las inundaciones; almacenan y liberan agua, retrasando la aparición de las sequías; entre otros múltiples beneficios, como ser parada de aves migratorias y convertirse con ello en sitios sostenibles para el turismo ornitológico responsable, por medio del avistamiento de aves.

 

Fuente:
Silvia Fernández G.
Admisión y Matrícula
Sede Viña del Mar